DETALLES QUE MARCAN LA DIFERENCIA

Escuchar: Prestar atención a lo que se oye. Para escuchar basta con permanecer callados y atentos.

Escuchar activamente: Significa escuchar y además comprender la comunicación desde el punto de vista del emisor, incluso aunque lo que diga vaya en contra de nuestras ideas. Para escuchar activamente necesitamos desarrollar habilidades más precisas como la empatía y las habilidades de comunicación (resumir, preguntar, …) para saber mostrar al interlocutor que se le está escuchando.

Continúa leyendo DETALLES QUE MARCAN LA DIFERENCIA