“DISTANCIATE DE TUS PREOCUPACIONES…¡QUÉ CORRA EL AIRE!”

Cuando nos obsesionamos por las cosas, repasamos una y mil veces los argumentos y las razones que justifican nuestro pensamiento recurrente.

Creemos además, que hacerlo nos acerca a la solución. ¿Qué clase de persona sería yo si no me preocupara?

“Preocuparme me convierte en una persona responsable, y si me estoy equivocando, en alguien mejor, puesto que en el sufrimiento que conlleva la preocupación está la condena que pago por mis errores”.  

Esta es una creencia viva y errónea en muchísimas personas que tienden a sufrir habitualmente. Porque… ¡Siempre podemos estar preocupados por algo! Por lo que pasa, por lo que ha pasado o por lo que pueda pasar.

Esta espiral de miedo y culpa destroza nuestro presente y por lo tanto ha condicionado ya nuestro pasado ¿quieres comprometer también tu futuro?

Continúa leyendo “DISTANCIATE DE TUS PREOCUPACIONES…¡QUÉ CORRA EL AIRE!”

LAS EMOCIONES SON COMO LOS ÁNGELES, NO TIENEN SEXO Y EXISTEN PARA AYUDARNOS

Habitualmente interpretamos las emociones como positivas o negativas, ¿realmente lo son?

Hagamos la prueba:

–          Tristeza ¿negativa o positiva?

–          Rabia ¿negativa o positiva?

–          Asco ¿negativo o positivo?

–          Dolor ¿negativo o positivo?

–          Alegría ¿negativo o positivo?

¿Verdad que ya hemos elegido de antemano lo que es bueno o malo sentir?

Continúa leyendo LAS EMOCIONES SON COMO LOS ÁNGELES, NO TIENEN SEXO Y EXISTEN PARA AYUDARNOS