¿TE DEJAS QUERER?

¡Eh, tú!

¿Qué te pasa que no terminas de aceptar el afecto de los demás?

Quizás pienses:

          Que no lo necesitas

          Que no lo mereces

          Que no es sincero

          Que te hace vulnerable

          Te asusta lo que sientes

          Te hace sentir incómodo porque no estás acostumbrado

          Tienes miedo de que te guste y luego no puedas pasar sin ello, etc.

La lucha interna suele estar en dos frentes: contra los sentimientos de uno mismo y contra los de la otra persona.

Continúa leyendo ¿TE DEJAS QUERER?