“¿DÓNDE ESTAN LAS OPORTUNIDADES QUE YO NO LAS VEO?”

El otro día me invitaron a cenar dos matrimonios con empresas grandes e importantes en su localidad, Castellón, que comentaban con cariño sus comienzos. Ambos amigos, emprendieron juntos sus proyectos, han compartido amistad todos estos años, y viven con orgullo e ilusión cualquier éxito de la empresa del otro.

Me sorprendieron varias cosas:

1. No pararon de ver oportunidades de negocio a cada paso que dábamos.
2. Rápidamente calculaban el coste y las ganancias de aquello que parecía un buen negocio.
3. Hablaban con normalidad de negocios donde no eran expertos, pero sabían cuáles eran los pasos a dar para llegar a serlo. Lo veían hecho.
4. Se divertían haciéndolo, era algo así como un juego.
5. Contaban con el apoyo de la familia. Sus parejas aceptaban y apoyaban sus vidas empresariales. Tenían a sus hij@s estudiantes participando de su negocio actual en periodos vacacionales, integrándolos como alguien más de la plantilla, comenzando por los puestos menos cualificados.

Muchos os preguntaréis: “¿Dónde están las oportunidades que yo no las veo?”

Continúa leyendo “¿DÓNDE ESTAN LAS OPORTUNIDADES QUE YO NO LAS VEO?”

“¡MÁS VALE PÁJARO EN MANO QUE CIENTO VOLANDO!”… ¿Y SI EL PÁJARO ESTÁ MUERTO?

El refranero popular hace referencia a la “filosofía vulgar” (como dirían los humanistas españoles), la que proviene del pueblo llano y no de los grandes pensadores.

Son teorías, explicadas en forma de metáfora, que tratan de dar respuesta a  preocupaciones del día a día.

Los refranes de tipo moral, tienen un gran calado en la cultura de un país, ya que se repiten y dan como ciertos sin cuestionarlos desde edades muy tempranas. Todo ello contribuye a crear un “molde mental” que facilita o dificulta el cambio de pensamiento y de actuación.

 “Más vale pájaro en mano que ciento volando” es un refrán popular que recuerda que a menudo es importante conformarse con lo que uno tiene, por poco que sea, más que andar buscando sueños y posibilidades que tardarán en materializarse, si lo hacen, pero que pueden hacer que nos quedemos sin lo mucho y sin lo poco. Se trata de conformarse con lo que es seguro.

Cuando arriesgamos y perdemos nos dicen …¡Ay! “Más vale pájaro en mano….volando”, y parece que en esa pérdida está nuestro castigo por ambicionar más de lo que tenemos ¿Es la seguridad la clave de la felicidad y de la armonía en la vida?, ¿Somos ingratos por no valorar lo que tenemos seguro frente a lo que podemos conseguir?, ¿Sufriremos algún tipo de castigo por ambicionar más de lo que tenemos con riesgo a perderlo todo?…

Continúa leyendo “¡MÁS VALE PÁJARO EN MANO QUE CIENTO VOLANDO!”… ¿Y SI EL PÁJARO ESTÁ MUERTO?