CUANDO NO ME SIENTO “A LA ALTURA”

Imagínate que estas en la orilla de la playa con una persona que no está “a tu altura”, sino que está más alta que tú.

¿Qué significa para nosotros estar “por debajo de la altura” de otros?

a) Un dato.

b) Una mala noticia que nos hace sufrir.

Imagina que estamos en el segundo caso ¿Cuál sería la forma de nivelaros para acabar con el sufrimiento de la comparación?  Se me ocurren dos formas:

1.- Podrías alzarte de puntillas.

2.- Podrías apoyarte o tirar de ella hacia abajo para hundirle en la arena de manera que ganarías unos cuantos centímetros. ¡Podrías incluso terminar siendo más alto tú!

¿Qué repercusiones tiene nivelarse de éste modo?

          Si le hundimos, le hacemos sufrir una carga extra al otro, terminamos por ocasionarle un daño, y siempre sabremos cuál es en realidad su altura, aunque la neguemos.

          Si nos ponemos de puntillas, y nos mantenemos así un tiempo,  sometemos a nuestro cuerpo a una tensión que nos llevará al agotamiento.

¿En qué momentos de la vida no te sientes a la altura de los demás?

¿Qué estrategias utilizas para nivelarte?

¿Te comparas con frecuencia?, ¿por qué lo haces?

¿Es posible no estar a la misma altura y, aun así,  que esto no suponga ningún problema?

¿En qué situaciones sí supone un problema?

¿Qué precio haces pagar a los demás o a ti mismo por este motivo?

Continúa leyendo CUANDO NO ME SIENTO “A LA ALTURA”

¿Quién eres tú?


«La tontería del yo soy» (aludiendo a un artículo de Pedro Amador en su blog) es un asunto muy serio. Nos da seguridad, nos ofrece una identidad, cualquiera puede llegar a construir una identidad nueva independientemente de la que traiga de origen. A lo mejor yo era una niña abandonada y ahora soy una mujer empresaria, o podría ser un acomplejado adolescente y ahora ser un afamado catedrático. El pasado no deja de estar ahí, pero la «etiqueta presente» nos ofrece una compensación a nuestro complejo anterior.

Continúa leyendo ¿Quién eres tú?