¿PUEDE UN AMANTE SALVAR TU MATRIMONIO?

Decidiste mirar sus ojos, tocar sus manos, entregar tu cuerpo, tu mente y tu vida entera a esa persona con la que llevas…uf! ni te acuerdas cuánto.

Ahora estas aburrido por la rutina, abrumado por las preocupaciones, cansado de pelear por las mismas cosas. Te falta energía, ilusión, constancia.

¿Qué pasó? ¿dónde quedaron aquellas ganas de vivir, de compartir?

¿Puede un/una amante salvar tu matrimonio?

Puede salvarte a ti, es decir, cambiar tu día, tu noche, tu realidad, insuflarte ánimo y ganas de vivir. Y tu matrimonio, ¿puede salvarlo también? Depende de si ese nuevo amante o aquel que tuviste y perdiste por el camino, te permite seguir amando a tu pareja.

A veces, el amante actúa como una válvula de escape que te permite salir de la frustración y la monotonía, te hace recuperar la autoestima y tu atractivo.

Sentirnos más felices repercute positivamente en nuestro entorno, con el que nos relacionamos de un modo más constructivo.

Tu pareja, puede apreciarte de un modo distinto, con más respeto y admiración, eres otra persona, alguien que nunca antes había conocido.

A veces, el amante puede terminar siendo compartido por el otro miembro de la pareja, esa sí que puede ser una comunión perfecta que os haga multiplicar vuestro goce y disfrute. Tu pareja terminará aceptando e incluso agradeciéndo el día que tu amante entró en juego en vuestras vidas.

Continúa leyendo ¿PUEDE UN AMANTE SALVAR TU MATRIMONIO?

«AGOSTEANDO»: ¡NECESITO DESCANSAR Y DIVERTIRME!

De nuevo el mes de agosto llega para permitir (a unos) y estimular (a otros) el cambio de rutinas.

Las vacaciones nos permiten:

– Flexibilizar los horarios.

– Darnos pequeños caprichos.

– Recuperar hobbies.

– Relacionarnos más con otras personas.

– Descubrir nuestra piel y aumentar el contacto con ella.

– Conocer sitios nuevos.

– Vaguear y ocupar el tiempo con tareas improductivas.

– Poner al día tareas pendientes.

– Reflexionar sobre el ritmo que llevamos durante el año.

Las vacaciones son tan deseadas que solemos planear anticipadamente qué hacer con ellas, así por ejemplo decidimos: «¡Cuándo lleguen las vacaciones pienso hacer…! (deporte, actividades de ocio, etc.)- Y de nuevo, al acabar las mismas, nos hacemos planteamientos de mejora: ¿A partir de septiembre …! (comenzaré un curso, mandaré CV, haré dieta, etc.)

Las vacaciones suponen un tiempo «para nosotros», para nuestro descanso y disfrute, aunque en ocasiones, el cambio de rutinas y la dificultad para desconectar nos impiden aprovecharlas al máximo.

¿Nunca te has sorprendido de mal humor, nervioso o irritable en tus primeros días de descanso?

Continúa leyendo «AGOSTEANDO»: ¡NECESITO DESCANSAR Y DIVERTIRME!

SE BUSCAN PERSONAS POSITIVAS Y CON GANAS DE DAR LO MEJOR DE SÍ MISM@S

Todo el mundo conoce el día de San Valentin; sin embargo, sólo un 5% de la población conoce que el 15 de febrero es el día mundial de la lucha contra el cáncer infantil.

Nueve y media de la mañana, llego al Oncológico de Madrid, y me pregunto… ¿es éste un lugar de sufrimiento o un lugar de esperanza?

A nadie le agrada ver sufrir a otro, y mucho menos si es un ser querido o uno mismo. Si encima ves niños…, ¡Uf!

¿Puede la belleza, la sabiduría, la bondad, el compañerismo, la alegría,… habitar en un lugar así? Rotundamente SÍ.

Continúa leyendo SE BUSCAN PERSONAS POSITIVAS Y CON GANAS DE DAR LO MEJOR DE SÍ MISM@S

¡NO PUEDO MÁS!

No puedo más, me digo mientras me levanto cada día y hago el desayuno a los niños.

No puedo más, mientras hago la comida y arreglo las camas.

No puedo más, mientras miro en internet las ofertas de trabajo.

No puedo más, mientras compro y traigo las bolsas del supermercado.

No puedo más, mientras atiendo a la amiga petarda que siempre tiene problemas.

No puedo más, mientras llamo para interesarme por un pariente enfermo.

¿Qué le estás diciendo a tu cerebro?, ¿realmente estás demostrando que no puedes más?

Continúa leyendo ¡NO PUEDO MÁS!

EL FIN DE UN MUNDO Y EL COMIENZO DE OTRO

Estábamos tan protegidos al calor de nuestras costumbres,… teníamos pan, trabajo, educación, un techo y atención sanitaria. Todo aquello que comprábamos, duplicaba su valor al poco tiempo, todos podíamos ser lo que quisiéramos ser en un mundo de oportunidades.

¡Y va, y se acaba el mundo que conocíamos! ¿Y ahora qué?

Muchos necesitaremos unos cuantos empujones para reaccionar. Yo confío en que la naturaleza es sabia y sabrá instintivamente devolver el orden a las cosas; eso sí, el cambio nos costará a todos un esfuerzo, pero volveremos a ser grandes y fuertes, seremos testigos de más cambios, y seremos entonces nosotros los que después de aprender la lección diremos a las siguientes generaciones: “¡Sé que estás cansado, sé que no tienes fuerzas, pero levántate y anda!”

Feliz fin de este mundo, …nace un milagro, ¡¡ya lo veréis!!

TE ECHO DE MENOS

Echo de menos tu esencia, la belleza de tus gestos, tu talento, tus obras, tu contacto, tus palabras.

Echo de menos enseñarte mis avances, contarte mis cosas, pedirte consejo.

Echo de menos lo que antes echaba de más: tus cosas por medio, tus llamadas de atención.

¿Desapareciste? No, eso nunca.

Estas presente en mis recuerdos, en mis oraciones, en mi desarrollo, en mis obras, en tu legado.

Estas presente porque nunca mi vida hubiese podido ser igual, porque la historia no hubiese sido la misma sin tu presencia.

Estas presente porque te invoco cuando tengo miedo, cuando tengo deseos, cuando quiero recordarte.

Porque el camino de las lágrimas me ha enseñado a:

Ser más fuerte, ahora sé que podemos aguantar mucho más de lo que creemos.

Ser más sabio, ahora que sé que las cosas no duelen y no se ven igual con el paso del tiempo.

Ser más agradecido, ahora sé que lo más importante no es lo que se queda aquí cuando te hayas ido, sino lo que te llevas de lo vivido.

Ser más consciente, todo lo que pasa en cada minuto de mi tiempo es mi vida, estoy vivo y eso hay que sentirlo y celebrarlo. Nada hay más importante que el momento presente.

Ser más empático y respetuoso. A todos nos duele lo nuestro, la pérdida es dolorosa para todos y todos necesitamos apoyo y consuelo en esos momentos.

Ser más feliz. Porque siento el valor de la influencia de los que están, de los que se han ido y de los que aún no conozco y a los que estoy deseando conocer.

Las Navidades son fiestas para celebrar con amigos y familia, para sorprender, para acordarnos de los que ya no están, para renovar la esperanza de un mejor año, para reunirnos de nuevo y desearnos buenas cosas, para sensibilizarnos con aquellos que no tienen la misma suerte que nosotros.

El nacimiento de un nuevo ser, es siempre motivo de esperanza, la esperanza de que una nueva vida lo cambie todo, y así es… felicidades a todos los que saben encontrar lo hermoso de lo aparentemente estéril como el sufrimiento, el dolor, la muerte. Enhorabuena a los que tienen a alguien que echar de menos, porque han tenido la fortuna de disfrutarlo alguna vez .

El amor es la más hermosa de las emociones y la más fuerte de las energías, y como tal, no se crea ni se destruye, se transforma.

Te invito a ser un transformador de energía, y que seas capaz de recoger cualquier tipo de energía y convertirla en algo que merezca ser vivido y recordado por ti y por los demás.

Como antesala de las fiestas, os enseño el árbol de los buenos deseos que construí ayer para una persona muy querida que necesita suerte.

IMG-20121205-WA0003

Me da mucha alegría visitar mis estadísticas y saber que me estáis leyendo. Un beso a todos mis seguidores y gracias, una vez más, por acompañarme una semana más.