¿Eres feliz?

¿Quién no ha querido tener algo de lo que carece? ser más guapo, más listo, más fuerte, más rico, más valiente… Y es que desear y admirar a otros es humano y normal, la cuestión es ¿por qué deseamos tener esas cosas? Probablemente porque asociamos tenerlo a ser más felices.

Cuando carecer de esas cualidades nos conduce a una desesperante tristeza, nos genera asco hacia nosotros mismos o rabia hacia los que sí poseen dichas cualidades, hablamos de complejos o envidias.

Pero volvamos al origen del argumento, “ser otro” me hace más feliz. ¿Te imaginas que sentirías si tu padre o tu madre te dijeran que desearían tener el hijo o hija de otra persona en tu lugar? Me supone imaginarlo una experiencia  desoladora, cruel e incluso gratuita porque es algo que no va a poder ser.

Algunas personas han tenido la desgracia de ser repudiados por sus progenitores, pero muchas otras que no hemos vivido esa situación, hemos podido experimentar un dolor similar al odiar quienes somos al menos en lo concerniente a alguno de nuestros roles.

¿Y si además quisiéramos ser alguien que ni siquiera existe? Entonces la desgracia está servida, que se lo digan a las personas que padecen trastornos de la alimentación o aquellas que sufren interminables operaciones quirúrgicas con las que nunca están del todo satisfechas.

Si la felicidad dependiera de una sola cualidad, “la venderían en tarritos”, pero la felicidad entendida como emoción que se produce en un ser vivo cuando cree haber alcanzado una meta deseada, no puede sino disfrutarse a ratitos a lo largo de nuestras vidas.

La naturaleza es sabia, y afortunadamente es así para que a lo largo de nuestra vida no dejemos de perseguir nuevas metas y objetivos que nos permitan crecer y evolucionar como especie.

Estamos programados entonces para buscar la felicidad, allí donde se encuentre, real o ficticia, y esa búsqueda tiene un peaje (horas de dedicación, riesgos, renuncias,…)

Científicos y pensadores coinciden en que la felicidad tiene dos caras, por lo tanto sólo se entiende la felicidad si se contrapone a la infelicidad, al igual que no se entiende la verdad sin la falsedad, ni la bondad sin la maldad. ¿Estamos condenados pues a ser infelices para ser felices? Yo no diría tanto, pero si debemos sentirnos carentes para tener motivos de búsqueda y alcanzar cotas más altas de felicidad.

Por definición no podemos aspirar a la felicidad continua, llegar a esa deducción es una razón importante para no atribuirnos falsos problemas en nuestra vida. No podemos estar felices todo el tiempo, y eso no supone ningún problema. Nadie lo es.

¿A qué se refieren entonces las personas que dicen haber alcanzado la felicidad continua en sus vidas?  probablemente a una valoración general positiva de lo que son, de lo que viven y de lo que esperan, seguramente se refieren a tener bienestar.

Bienestar es el no padecimiento, es la salud y la energía suficiente para pasarlo bien. Superarnos a nosotros mismos para no conformarnos con una vida plana de bienestar y alcanzar momentos de felicidad es estupendo; sin embargo sentirnos constantemente desgraciados mientras no se alcanzan esas metas es producto de una actitud perfeccionista o de extrema exigencia que no nos dará mayores cuotas de bienestar ni será garantía de felicidad futura, pues estaremos condenados a la búsqueda sin descanso de la felicidad eterna, una falacia.

¿Te das permiso para celebrar?, ¿te permites disfrutar de lo alcanzado por un periodo de tiempo suficiente?, ¿aterrizas y pones fecha a tus deseos para convertirlos en objetivos? , ¿pones condiciones a tu existencia? ¿sabes qué es lo que deseas y necesitas en tu vida para tener felicidad?

Permíteme decirte que escribir este artículo y saber que lo estoy compartiendo contigo me ha generado una gran dosis de felicidad. Porque la felicidad no te llega, se decide, se busca , se trabaja, se comparte y se celebra.

Gracias por leerlo.

EMOCIONES BÁSICAS PARA EL DESARROLLO PERSONAL Y PROFESIONAL

Existe una gran diferencia entre saber las cosas y experimentar un “¡Ajá!, así que era esto lo que me está pasando”.  Como muchos sabéis, soy psicóloga desde el año 94 en el que me licencié; sin embargo es curioso cómo no dejamos de sorprendernos en el camino del autoconocimiento y el desarrollo personal.

En los últimos días he estado acudiendo a conferencias y talleres de otros profesionales, muy buenos por cierto, como el de “MindfulMes” de Juanjo Pineda, y eso me ha inspirado para querer compartir con vosotros algunas de las joyas de la sabiduría científica. Retomar esos conceptos y hacerlo desde la posición relajada de alumna y no desde la de profesora, me ha facilitado la reflexión personal y he encontrado algunas respuestas a mis preguntas personales, por eso quiero compartirlo con vosotros/as.

Para poneros en situación, sintetizaré algunas de las cosas que necesitáis saber:

Según la primera y más conocida clasificación de Ekman, 6 son las emociones básicas que produce nuestro cerebro para asegurar nuestra supervivencia: alegría, tristeza, miedo, sorpresa, ira y asco. Se calcula que por una fracción de segundo (0.33segs aproximadamente) nuestro rostro responde a dicho estímulo de manera directa. Más tarde, la mente e encarga de asesorar o interpretar dicha emoción produciendo los sentimientos, los cuales sí que están condicionados por nuestra experiencia, valores, etc.

Popularmente tendemos a considerar buenas o malas estas emociones por los síntomas que percibimos al manifestarse; sin embargo, por paradójico que resulte no todo lo que parece bueno lo es, ni aquello que percibimos como malo, lo es tanto.

Durante mucho tiempo las emociones han sido consideradas las responsables del caos, el desorden y las malas decisiones hasta que el término “Inteligencia  Emocional” fue ganando aceptación en el mundo de los negocios en 1995 gracias al célebre libro de Daniel Goleman.

Atando cabos, si las emociones básicas aseguran la supervivencia, la información que podamos inferir de ellas serán información clave para poder guiar nuestro comportamiento y tomar decisiones; sin embargo no siempre sabemos entender cuál es el mensaje que aportan e incluso no siempre nos permitimos reconocerlas y experimentarlas conscientemente. Aquellos que sí lo hagan, tendrán una ventaja competitiva frente al resto de los mortales.

caras-arantxa

MENSAJE DE LA ALEGRÍA: “Tienes energía para hacer un montón de cosas, continúa”

MENSAJE DE LA TRISTEZA: “Algo estás perdiendo que valoras”

MENSAJE DEL MIEDO: “Prepárate, te faltan recursos”

MENSAJE DE LA SORPRESA: “Acabas de darte cuenta de algo que no sabías”

MENSAJE DE LA IRA: “Esto no es lo que te hubiera gustado que sucediera”

MENSAJE DEL ASCO: “Cuidado, no te acerques o no te vuelvas a acercar”

Lo más interesante desde mi punto de vista es aprovechar este conocimiento para encontrar respuestas a algunos de nuestros conflictos internos.

Te sugiero algunas preguntas guía:

¿Identifico en mi día a día toda esta variedad de emociones?

¿Cuáles/es tengo bloqueada/s?

¿Qué creo me podría suceder, bueno y no tan bueno, si me permitiera experimentar esas emociones?

¿Qué emoción es la que tengo instalada más frecuentemente?

¿Qué mensaje es el que me está transmitiendo?

¿Qué respuesta estoy dando a ese o esos mensajes?

¿Qué emoción necesitaría tener instalada para conseguir mejores resultados?

Si la tuviera ya instalada, ¿qué acciones hubiera ejecutado ya?

¿Qué es lo que necesito para cambiar de emoción?

¿Qué acción supondría ya un pequeño avance?

¿Cómo imagino que me sentiré después?

¿Estoy en disposición de hacerlo sólo/a?

¿Qué voy  a hacer y cuándo voy a hacerlo?

Los coaches hacemos cosas tan aparentemente sencillas como esto, escucharte, espejarte y preguntar, acompañarte en aquello que tú conoces mejor que nadie dándote recursos para facilitarte el camino que solo tú puedes andar.

Contacta conmigo si me necesitas, para mí será todo un placer contar con tu confianza.

 

¿Sabes que es Mindfulness?

Más que explicarte, voy a preguntarte:

  1. ¿Tiendes a vivir recordando el pasado o ansioso por el futuro?
  2. ¿Te gustaría poder disfrutar del momento presente con mayor intensidad?
  3. ¿Tienes problemas para responder adecuadamente a las situaciones de tensión?

Si contestas afirmativamente a alguna de estas cuestiones, te invito a vivir una nueva experiencia, donde practicarás mindfulness (atención plena en el momento presente).

¡Yo invito! (plazas limitadas por orden de inscripción)

cartel mindfulness

¿Cuál es el resultado del sincericidio?

Hoy viendo la televisión, me he encontrado con este anuncio:

Como ya os he contado, ahora escribo en otros medios además de en mi propio blog. Es curioso que el título de mi penúltimo post para Jobshunter: “Del sincericidio a la honestidad inteligente” sea la muestra perfecta de lo que yo he definido como sincericidio; sin embargo el resultado de dicho anuncio es bastante diferente a lo que yo vatacinaba como resultado de tu entrevista de trabajo.

y tú, ¿qué piensas?, ¿eres defensor/a de la sinceridad siempre y por encima de todo?

Te dejo mi opinión sobre el tema en la entrevista concedida a Onda Cero Norte el día 8 de junio.

 

¿ADMINISTRAS TU DINERO CON SENTIDO COMÚN?

Entre endiosar el valor del dinero y despreciar su necesidad hay un bonito abanico de “dependes”.

Franklin

“Si quieres conocer el valor del dinero, trata de pedirlo prestado”

Benjamín Franklin

Uno de los muchos problemas que tenemos las personas en relación a nuestra economía es la sensación del que el dinero que tenemos “se esfuma”, sobre todo:

Continúa leyendo ¿ADMINISTRAS TU DINERO CON SENTIDO COMÚN?

Gracias por el premio Blogger House

¡¡Muchas gracias!! Natalia por la adjudicación del premio Blogger House. http://lunnaris81.blogspot.com.es/

Nomino a los 10 blogeros que a mi juicio más contribuyen a la blogosfera, al menos, yo los sigo:

Para mí un mentor en materia de ventas, ninguno de sus artículos tienen desperdicio. https://alfonsoruano.wordpress.com/category/articulos-propios/

Por su aportación a la marca personal en video: https://www.javiermanzaneque.com/

Por transmitir su pasión por la lectura y el conocimiento: http://www.santiagotorre.com/blog/

Por recopilar y compartir información útil para el empleo: http://muñozparreño.es/

Por contagiar su pasión por el patrimonio cultural:https://tecuentomadrid.wordpress.com/

Por su aportación a difundir el talento femenino: http://womantalent.com (columnistas)

Por su aportación al empleo desde las agencias de colocación y columnistas a: http://www.jobshunters.es/noticias/tribuna/

Por impulsar el cambio de pensamiento: http://pedroangelcorraliza.com/

Por buscar motivos para el optimismo https://blog.optimismos.es/

Por su sinceridad y perseverancia sigo a: https://elblogdelarticulo.wordpress.com/

Las normas para compartir ahora este premio son las siguientes:

1.- Agradecimiento público al blogero del que se ha recibido el premio.

2.- Nominación en una entrada de tu blog personal a los 10 blogeros que a su juicio más contribuyen a la blogosfera.

3.- Notificación pública a los blogeros nominados.

4.- Exhibir el logotipo  del premio en su blog. 

 

¿EN QUÉ SE PARECE UN BOTIJO A UN EQUIPO DE TRABAJO?: LA ANALOGÍA COMO ESTRATEGIA PARA DESARROLLAR EL PENSAMIENTO

Uno de mis libros favoritos es “la rana que no sabía que estaba siendo hervida”, del que se deducen muchas reflexiones interesantes gracias al uso de las analogías.

A mí me encanta utilizarlas en mis clases, a veces las he leído y otras veces las creo yo misma. Cualquier situación de la vida cotidiana me inspira para desarrollar ideas o pensamientos, como ya sabéis los que soléis leer mi blog. ¿Recordáis prefiero ser una “tomtoma” que una listilla?

Continúa leyendo ¿EN QUÉ SE PARECE UN BOTIJO A UN EQUIPO DE TRABAJO?: LA ANALOGÍA COMO ESTRATEGIA PARA DESARROLLAR EL PENSAMIENTO