¿ADMINISTRAS TU DINERO CON SENTIDO COMÚN?

Entre endiosar el valor del dinero y despreciar su necesidad hay un bonito abanico de “dependes”.

Franklin

“Si quieres conocer el valor del dinero, trata de pedirlo prestado”

Benjamín Franklin

Uno de los muchos problemas que tenemos las personas en relación a nuestra economía es la sensación del que el dinero que tenemos “se esfuma”, sobre todo:

Continúa leyendo ¿ADMINISTRAS TU DINERO CON SENTIDO COMÚN?

MUERTOS VIVIENTES: DESEMPLEADOS DE LARGA DURACIÓN

El problema no es sólo que te hayas quedado sin empleo.

El problema no es sólo que te cueste llegar a fin de mes.

El problema no es sólo que dejes de relacionarte con personas de tu sector profesional.

El problema no es sólo que no sepas que contestar cuando te preguntan qué haces ahora.

El problema no es sólo que no encuentres trabajo remunerado.

 

El problema es que llegaste a relacionar valia profesional con valía personal, y sin una cosa, te quedas huerfano de la otra, por eso ahora, eres un muerto viviente.

 

parado disfrazado de zombie por las calles de badajoz.

Continúa leyendo MUERTOS VIVIENTES: DESEMPLEADOS DE LARGA DURACIÓN

¿DE VERDAD CREES QUE LO QUE HOY TE SUCEDE ES TAN IMPORTANTE?

SI EL TIEMPO LO CURA TODO…LAS TÉCNICAS PARA GANAR PERSPECTIVA TAMBIÉN AYUDAN.

Slide1

Recuerda aquella vez que creiste no poder respirar, la angustia te ahogaba, un nudo de nervios cerraba tu estómago y te producía nauseas y retortijones, la cabeza te daba vueltas… ¿qué estaba sucediendo? Quizás ahora te parezca un asunto de poca importancia, hasta te de risa.

A lo mejor te enfrentabas a un examen, terminaba un plazo de tiempo para entregar unos resultados, andabas preocupado por alguna persona o tenías que tomar una decisión importante. Puede que te hayas encontrado en esa situación hoy mismo, ayer, o hace 5 años. Cuanto más alejado esté en tu recuerdo aquello que te sucedía, habrás observado que la angustia de ese suceso también se aleja y se distancia.

Quizás ya no lo recuerdes como protagonista, sino como espectador; quizás ha cambiado el volumen de voz o las palabras con las que te hablabas, puede que nuevas circunstancias te hayan hecho redefinir la importancia de aquello.

Dicen que el tiempo lo cura todo, no sé si es así, pero induablemente puede ayudar porque permite la distancia necesaria para ganar perspectiva.

Existen técnicas concretas que te permitirán hacer lo posible por ganar esa perspectiva y distancia de aquello que hoy te perturba. Prueba a:

1.- Imaginate dentro de un mes, una semana, un año o diez. ¿qué ha pasado?, ¿se ha solucionado el problema? ¿sigue preocupándote igual? Si tu angustia se soluciona con el paso del tiempo, es que no es un problema tan grave, el tiempo por sí mismo traerá soluciones a tus problemas actuales.

2.- Cambia el enfoque físicamente. Pasa de ver la situación que te angustia, a tratar de verlo como espectador, te ves en una pantalla de cine, que se va haciendo más pequeña, en una pantalla de televisión o hasta en el móvil. Baja el volumen, cambia el color a blanco y negro, quitale totalmente el volumen e incluso convierte la imagen en dibujos animados. Seguro que ahora da menos miedo esa misma situación.

3.- Cambia la perspectiva mental. ¿Qué es lo peor que me puede suceder? ¿qué probabilidades hay de que me pase? ¿Y si me pasa qué haré? ¿Qué beneficios u oportunidades me traería esa nueva situación? Date cuenta que cada decisión en la vida trae sus propios peligros y sus propias oportunidades.

4.- Acepta que lo tenga que ser, será y que igual que has superado otras situaciones que parecían terribles, esta también podrá tener alguna solución aunque ahora no seas capaz de verla con nitidez. Confía en ti y en la fuerza de la vida. La preocupación no te va a salvar de ningún peligro. No es ninguna irresponsabilidad no andar preocupado todo el día por muchos que sean tus problemas. Date permiso para descansar y tomar fuerzas.

¿De verdad crees que lo que hoy te sucede es tan importante? La vida está para vivirla y pasar página, nada se detiene, nada nos llevamos. Aceptar su temporalidad es aceptar el devenir, su carácter efímero y su magia, pues sabiendo que todo acabará algún día, vivimos con la ilusión de que nuestra existencia es eterna y nuestro arrepentimiento también.

 

GESTIÓN EMOCIONAL: SOLEDAD VS. AFÁN POR COMPARTIR (8/9)

8º FRENO: SOLEDAD

El sentimiento de soledad es una experiencia común en las personas que trabajan gran parte del tiempo de forma individual. El comercial de “venta directa” hace muchos km. Sólo en su coche y si su producto no es de frecuente reposición, puede sentir cierto grado de soledad por afrontar en su trabajo caras “desconocidas” demasiado a menudo.

El comercial que además, vive en su casa sin el apoyo de una familia que lo alienta y lo anima; o aquel que no ha conseguido pertenecer a un grupo de profesionales que le ofrecen el calor de la amistad o el compañerismo, sin duda tienen más “papeletas” para sentirse solo.

Una persona puede estar rodeada de gente y sentirse sola. Es por ello que hemos de diferenciar la soledad física de la mental. Y también la soledad elegida de la impuesta.

Continúa leyendo GESTIÓN EMOCIONAL: SOLEDAD VS. AFÁN POR COMPARTIR (8/9)

GESTIÓN EMOCIONAL PARA EL CAMBIO PROFESIONAL (parte 1 de 9)

Ante la falta de oportunidades laborales, es posible que te hayan ofrecido trabajos como comisionista, dónde solo la autoconfianza, la capacidad de aprendizaje y tu determinación podrán “ganar la partida” a tu falta de experiencia.

El trabajo comercial de “venta directa” ha sido siempre observado en tiempos de crisis como una solución al desempleo ¿Por qué? Sencillamente porque este tipo de trabajo no tiene paro, no requiere estudios académicos, es compatible con cualquier otra actividad, no hay límite de edad o condición social y, encima, te permite ganar todo el dinero que seas capaz de conseguir a través de tu trabajo.

El trabajo comercial de “venta directa” es similar al estereotipo de “sueño Americano”, está lleno de ejemplos de personas humildes que llegan a crear grandes fortunas o alcanzar un inmenso poder o popularidad, todo gracias a su propio esfuerzo en una tierra que promete “oportunidades”; sin embargo, muchos quedan por el camino, ya que este tipo de sistema de venta exige gran fortaleza mental y capacidad de autosuperación.

1º FRENO: LA CULPA

 En el intento de determinar el por qué te encuentras:

1.- En una profesión distinta a la tuya.

2.- Sin dinero (recuerda que los resultados económicos suelen tardan en llegar debido a la inexperiencia)

Imagen

 Puede que pienses que has terminado “a la deriva” por tu mala cabeza o tu mala suerte.

Algunas personas piensan que están siendo castigadas por algunas actuaciones que han tenido en el pasado y repasan una y otra vez los errores laborales y personales de su vida.

EMOCIÓN PALANCA: LA DETERMINACIÓN

Los sentimientos de culpa pueden superarse tomando una actitud activa en la búsqueda de la solución al problema, planteándonos el “aquí y en adelante” y siendo positivos en la consecución de los pasos a seguir.

Si has llegado hasta aquí, es señal de que éste es el mejor sitio donde puedes estar ahora. Aprovecha la oportunidad que se te brinda. Tu pasado es pasado, el futuro siempre es incierto, el presente es lo único real que tienes y de cómo lo vivas se irá escribiendo el resto de tu historia. Tener la mente en el pasado o en el futuro es “perder la vida”. Hoy es el día más importante de tu vida.

Si de algo me arrepiento del pasado ¿qué otra cosa puedo hacer que perdonarme de una vez? Ningún arrepentimiento cambiará eso. Un principio Jurídico es que nadie puede ser juzgado dos veces por el mismo delito “¿Qué es aquello tan importante?” “¿No has finalizado los estudios?” “¿Has quebrado en algún proyecto anterior?”, “¿Tuviste algún desequilibrio emocional?” … “¿Cuántas veces te has juzgado por ello?”

No te preguntes por qué estas aquí, sino qué oportunidades te ofrece esta situación y cómo lo piensas aprovechar.

Un gran porcentaje de comerciales, por no decir la mayoría, llegan a esta profesión por casualidad, ya que no existe un camino trazado para llegar hasta aquí, no hay estudios formativos oficiales para ello. Si tú has llegado hasta aquí de casualidad, tan sólo significa que eres maravillosamente normal.

Lo pasado, pasado está. La culpa es un sentimiento estéril si no sirve como motor para el cambio, y si ya he cambiado, ya no necesito ese sentimiento más dentro de mí, ya ha cumplido su función, deséchalo.

“No te pre-ocupes, ocúpate”, “¿qué voy a hacer?”, “¿cuándo lo voy a hacer?”, “¿Qué recursos necesito?” “¿De qué recursos dispongo?”, “¿cuál es el siguiente paso? “Vamos, ¡Manos a la obra!”

¿Y SI TU DEBILIDAD FUERA TU OPORTUNIDAD?

obstáculo
A menudo, nos lamentamos de todo aquello que nos impide conseguir nuestros objetivos: soy demasiado pequeño,  no tengo fuerzas, me falta conocimiento, … y nos sentimos vulnerables, fatigados, luchamos con todas nuestras fuerzas pero no conseguimos avanzar un palmo.

Entonces lloramos desconsoladamente o gritamos frustrados por la impotencia.

Nos encabezonamos, pensamos que sólo hay un camino entre nosotros y nuestros objetivos.

Para quieto, toma distancia y pregúntate:

¿A dónde quieres ir?

¿Para qué te sirve llegar hasta allí?

¿Qué otras opciones existen para conseguir lo que deseas? ¿alguna más? ¿otra más? ¿más?

¿Cuáles son tus características?

¿Cuáles de ellas suponen una fortaleza frente al obstáculo?

¿En cuál de las opciones descritas anteriormente está presente tu fortaleza?

Imagina que ya lo has conseguido ¿qué pasos diste hasta llegar hasta allí?

¿Cuál va a ser el primer paso a dar?

¿Cuándo , dónde y cómo lo vas a dar?

¿Cómo sabrás que has conseguido lo que te proponías? ¿qué veré, oiré, haré, sentiré, una vez alcanzado mi objetivo?

Respira el triunfo, visualízalo, que tu cerebro tenga experiencia de él y te ayude a alcanzarlo. Con esa confianza y basándote en tus fortalezas, LO CONSEGUIRÁS.

Si necesitas compañía en el proceso, acude a mí, soy tu coach.

ESTOY TAN CANSADO…PERO SI TU ME DICES VEN, LO DEJO TODO.

¿Cómo levantarse cada mañana cuando el día parece tener 1000 horas, y a mí me sobran las 1000 porque no tengo ganas de hacer ningún esfuerzo más?

Mano sobre mano, sin trabajo, sin dinero, sin ánimo, sin salud, sin esperanza. Sintiéndome solo, insignificante frente a los grandes problemas de la humanidad. Con ganas de descansar…para siempre.

¿Por qué hay personas que sobreviven al sufrimiento con dignidad y valentía? Gracias a Victor Frankl, entre otros, sabemos que es porque encuentran un sentido a sus vidas, inclusive a través de su sufrimiento.

“La vida exige a todo individuo una contribución y depende del individuo descubrir en qué consiste” (Victor Frankl)

Continúa leyendo ESTOY TAN CANSADO…PERO SI TU ME DICES VEN, LO DEJO TODO.

¡¡¡REACCIONA A TIEMPO, Y MIRA POR TI!!!

Es muy difícil de admitir, sin perder la cabeza, que recibes castigo cuando lo que mereces es premio.

MALTRATADAS, VICTIMAS DE ACOSO LABORAL, VICTIMAS DE COMPAÑEROS TREPAS, DESPEDIDOS IMPROCEDENTEMENTE, MALTRATADOS POR SU PROPIA FAMILIA O POR LA POLÍTICA, ETC. Se sentirán identificados con este mensaje.

¿Quieres un consejo?:

Continúa leyendo ¡¡¡REACCIONA A TIEMPO, Y MIRA POR TI!!!

¡NECESITO UN EMPUJÓN…!

¿Quién no se ha sentido apático alguna vez?  ¿Y muchas veces?  Respondo afirmativamente a esa pregunta.

Nuestras propias expectativas son las que ocasionan principalmente ese desánimo:

–          Quiero un buen trabajo donde me sienta reconocido y seguro

–          Mantenerme en forma y guapo , a ser posible

–          Una imagen con estilo propio

–          Ser inteligente y creativo

–          Tener amigos

–          Que la vida en pareja me sonría

–          Que mis hijos estén perfectamente educados y encarrilados

–          Que mi casa brille de orden y limpieza

Sea como fuere, sigo en el mismo punto, girando como las moscas en círculos, lamentándome o evadiéndome para paliar el dolor del estancamiento. ¡Todo supone tanto esfuerzo!, y yo no tengo energía suficiente para ponerme en marcha.

Todo me agota y me sobrepasa. “mañana será otro día”, me digo, y espero a que la magia se produzca. ¿Será que tengo anemia? ¿Quizás la tensión baja?

En un momento de lucidez me pregunto:

–          ¿Cuánto tiempo hace que no te diviertes de verdad?

–          ¿Cuánto tiempo hace que no sientes un golpe de suerte?

–          ¿Cuánto tiempo hace que no aprendes nada nuevo?

–          ¿Cuánto tiempo hace que no das un paso más allá en busca de tus sueños?

Y en mi foro interior me digo: ¡si alguien me diera un empujoncito! Lo necesito.

¿Dónde podré encontrarlo? Te sugiero algunos sitios.

Continúa leyendo ¡NECESITO UN EMPUJÓN…!

¡PRACTICAR LA HUMILDAD PUEDE CAMBIAR TU VIDA!

Me dedico a la formación de profesionales desde hace 16 años. Soy entrenadora de habilidades muy útiles en el trabajo: como hablar en público, gestionar nuestro tiempo, manejar conflictos, dirigir personas o simplemente cómo comunicarnos más eficazmente.

Como coach, también me centro en conseguir que alcances tu mejor yo.

¿Qué es lo que escucho y me escucho diariamente? “Tú puedes, tú eres, tú sabes, tú tienes, tú conseguirás mejorar…” Y siendo verdad que desde la emoción positiva, desde la visualización del éxito y desde la modificación de creencias y conductas podemos conseguir nuestros objetivos, me pregunto…¿cuál es el freno de mano que impide que alcancemos antes nuestras metas? Posiblemente el miedo a no ser suficiente válido.

Tal es nuestro miedo, que a veces ni nos permitimos reconocer que lo tenemos, ya que eso nos comprometería a tener que hacer un cambio para paliar una autoimagen negativa.

El miedo a fracasar es lógico, a nadie le gusta fracasar, está en nuestros genes. Es por ello que tratamos de tomar las mejores decisiones, las que más nos aportan con el mínimo de esfuerzo y riesgo.

¿Cuándo deja de ser saludable el miedo al fracaso? Cuando objetivamente , las consecuencias de lo que pueda suceder no sean tan graves, o cuando el riesgo a no actuar sea aún peor que la propia equivocación.

Continúa leyendo ¡PRACTICAR LA HUMILDAD PUEDE CAMBIAR TU VIDA!