SE BUSCAN PERSONAS POSITIVAS Y CON GANAS DE DAR LO MEJOR DE SÍ MISM@S

Todo el mundo conoce el día de San Valentin; sin embargo, sólo un 5% de la población conoce que el 15 de febrero es el día mundial de la lucha contra el cáncer infantil.

Nueve y media de la mañana, llego al Oncológico de Madrid, y me pregunto… ¿es éste un lugar de sufrimiento o un lugar de esperanza?

A nadie le agrada ver sufrir a otro, y mucho menos si es un ser querido o uno mismo. Si encima ves niños…, ¡Uf!

¿Puede la belleza, la sabiduría, la bondad, el compañerismo, la alegría,… habitar en un lugar así? Rotundamente SÍ.

Continúa leyendo SE BUSCAN PERSONAS POSITIVAS Y CON GANAS DE DAR LO MEJOR DE SÍ MISM@S

¡NO PUEDO MÁS!

No puedo más, me digo mientras me levanto cada día y hago el desayuno a los niños.

No puedo más, mientras hago la comida y arreglo las camas.

No puedo más, mientras miro en internet las ofertas de trabajo.

No puedo más, mientras compro y traigo las bolsas del supermercado.

No puedo más, mientras atiendo a la amiga petarda que siempre tiene problemas.

No puedo más, mientras llamo para interesarme por un pariente enfermo.

¿Qué le estás diciendo a tu cerebro?, ¿realmente estás demostrando que no puedes más?

Continúa leyendo ¡NO PUEDO MÁS!

¿CREES SABER TODO DE TI?

¿Cuántas veces hemos hablado de cosas y hemos tenido que “comernos” más adelante nuestras propias palabras? Me refiero al:

Yo no entiendo a la gente que…
En mi vida aceptaría…
Conmigo podría haber tocado, yo nunca…
Los que hacen tal o cual cosas son unos tarados…
Lo que tú tienes que hacer es…
Yo en tu lugar…

Si no has vivido ciertas situaciones, si tú no eres él o ella, si no posees las mismas cualidades y carencias, … ¿Cómo puedes estar tan seguro de lo que harías o dejarías de hacer?

Continúa leyendo ¿CREES SABER TODO DE TI?

¿POR QUÉ Y PARA QUÉ HAGO LAS COSAS?

¿Por qué me separé? Me separé porque no era feliz. Mi pareja no me escuchaba, no me mimaba, trabajaba mucho, no me daba explicaciones de lo que hacía y sentía una gran soledad.

¿Para qué me separé? Me separé para ser más feliz. Para tener la oportunidad de conocer a alguien que me mimara, me escuchara, me acompañara y quisiera compartir su vida y sus pensamientos conmigo.

¿Por qué me quedé embarazada? Porque queríamos tener hijos.

¿Para qué querías tener hijos? Quería saber que se sentía, vivir esa experiencia, disfrutar de una nueva forma de amar. Tener una familia más grande.

¿Por qué me cambie de trabajo? Me sentía estancado, no estaba conforme con las condiciones del empleo, cobraba poco y no tenía un futuro al que aspirar. Había llegado ya a mi techo profesional.

¿Para qué cambié de trabajo? Quería tener la oportunidad de crecer, ganar más dinero, promocionar en mi carrera profesional.

¿Por qué no estudiaste más? Me costaba mucho estudiar, me aburría en clase, suspendía, en casa todo eran discusiones por mis malas notas, estaba harto.

¿Para qué dejaste de estudiar? Quería trabajar, ganar mi propio dinero, sentirme mayor, hacer algo que me motivara más que el estudio.

Cuando piensas en las decisiones que has tomado en la vida, ¿recuerdas para qué lo hiciste? Quizás:

Tomaste la decisión de casarte o separarte para ser más feliz. ¿Qué pasos estás dando hoy para ser más feliz en pareja?

Tomaste la decisión de tener hijos para vivir la maternidad/paternidad. ¿Qué tiempo de calidad dedicas a tus hijos y eres consciente del privilegio que tienes?

Tomaste la decisión de dejar de estudiar para hacer tu vida más apasionante. ¿Eres consciente de la mucha o poca felicidad que te proporciona tu trabajo?

Tomaste la decisión de estudiar para aprender y tener una profesión de la que poder vivir divirtiéndote. ¿Sigues entregándote con pasión a tu profesión?, ¿Disfrutas con ella? ¿Qué precio estás dispuesto a pagar por ejercerla?

Tomaste la decisión de cambiar de trabajo para crecer profesionalmente a un futuro mejor. ¿Estás exprimiendo las oportunidades que te ofrece ese nuevo trabajo? ¿Sigue siendo lo que tú buscabas?

A veces nos centramos más en justificar nuestros por qué, que nuestros para qué. El por qué es pasado, el para qué es el motor de mi presente.

Espero que en el 2013 sigas sin olvidar para qué tomaste las decisiones que hoy te han llevado hasta aquí y sigas luchando por conseguir la mejor versión de ti mismo y de tu vida.

CUANDO MI CABEZA SE VOLVIÓ LOCA:

Reflexiono sobre aquellos momentos en los que mi cabeza se volvió loca: ¡Cuántas decisiones pudieron llevarme al lugar equivocado!, ¡cuánto daño pude infringir con mis palabras!, ¡qué inflexible fui a causa del miedo!, ¡qué injusta fui a causa de mi precipitación!…

Algunos no han tenido la misma suerte que yo, y cuando su cabeza se volvió loca tuvieron graves consecuencias para ellos mismos y para los demás.

Por ejemplo, de todos es conocida la vida de:

Eleuterio Sánchez Rodríguez (El Lute), empujado por el hambre comenzó su carrera delictiva (1965), condenado a cadena perpetua, quedó en libertad definitivamente en 1981.

La escritura y la lectura que aprendió en su tiempo de presidiario se han convertido al final en su medio de vida, igual que los estudios de Derecho que también inició entre rejas. Lo primero le reporta beneficios económicos y lo segundo, además, la posibilidad de seguir yendo de acá para allá impartiendo conferencias sobre justicia penitenciaria.

Ramón Sampedro (1943-1998). A la edad de 25 años sufrió un accidente, al tirarse de cabeza al agua desde una roca un día de resaca marítima, que le dejó tetrapléjico y postrado en una cama para el resto de su vida.

Fue el primer ciudadano en pedir en España el suicidio asistido. Consiguió su cometido a pesar de que la justicia no se lo permitió como Derecho Legal. Escribió dos libros: «Cartas desde el Infierno» (1996) donde agrupó sus escritos hasta ese momento y el poemario «Cuando yo caiga» (1998). Su vida inspiró la película: “Mar adentro”, que recibió en 2004 un Oscar a la mejor película extranjera y 14 premios Goya.

Nada podrá cambiar las decisiones que marcaron sus vidas. Eso sí, fueron capaces de encontrar un sentido y un valor a sus desgracias. Lamentablemente no todos los casos corren la misma suerte.

Estoy escuchando con demasiada frecuencia argumentos violentos contra los políticos, las custodias y separaciones no bien aceptadas por las parejas, la falta de justicia, los desahucios, el paro, la pobreza, … la euforia o la desesperación no son buenos consejeros. ¡Cuidado con las locuras! No nos hagan pagar un precio demasiado alto.

¿Llevaste una vida por encima de tus posibilidades?, ¿dejaste el trabajo fijo por abrir un negocio que te arruinó?, ¿las drogas acabaron con tu relación familiar? No sé lo que te habrá pasado, pero siempre puedes hacer algo: “No empeorar más las cosas”. Saldremos de esto TODOS JUNTOS, gracias a la comprensión, la empatía y la solidaridad. Es desde el amor y no desde el odio como podemos estar unidos y ser más fuertes.

UNA VIDA DE PRIORIDADES

¿Qué es más importante en la vida? El amor, el dinero, la salud… suelen ser esas las tres cosas que se desean para las personas que queremos, al menos en las tarjetas de felicitación de las fiestas de Navidad.

Si tuviéramos que poner un orden de preferencia ¿cuál sería?

Para el que ha sufrido la pérdida de su gran amor, la vida ya no tiene ningún sentido, hasta tal punto que muchos prefieren la muerte, se abandonan y pierden el interés por cualquier cosa.

Para el que vive arruinado, desahuciado, o tiene sed de poder…el dinero, da la felicidad.

Para el que está enfermo, sea rico o pobre,  recuperar la salud es lo único que tiene sentido, puesto que sin ella se acaba su vida.

Deseamos más aquello de lo que carecemos en mayor medida. Hasta aquí parece obvio. ¿Y si no tuviéramos, ni salud, ni dinero ni amor?

cumpleaños sin techo

Siempre he creído en la bondad natural de las personas y he justificado, quizás equivocadamente, que todo aquel que se aleja en su comportamiento del camino del amor es por trastornos, enfermedades o compensación de traumas.

No tengo por qué tener razón, sé que hay muchas teorías a favor y en contra de este argumento que abarcan desde la filosofía hasta la neurociencia, pero me gusta que mi mundo se explique de esta forma, me hace más feliz.

Cuando fuimos bebés, a todos les parecimos hermosos (con virtudes) y buenos ¿qué nos sucedió después?

–          ¿Qué orden de prioridades te llevó al camino en el que te encuentras hoy?

–          ¿Qué orden de prioridades nos ha llevado como Nación al lugar donde nos encontramos hoy?

–          ¿Qué orden de prioridades estamos dispuestos a tener para devolvernos la felicidad perdida?

Cuídate y sé flexible en tus prioridades para que puedas adaptarte a los diferentes vientos cuando soplan fuerte como ahora.

–          No seas orgulloso si tienes hambre. Busca quien te proporcione lo que necesitas.

–          No atentes contra tu salud si tienes dificultades, pues necesitarás de tu propia fuerza más que nunca.

–          No atentes contra las personas que te rodean, cuida tus afectos porque el amor verdadero e incondicional es la energía más poderosa del universo, aquella que puede hacerte llegar donde nadie imagina.

EL FIN DE UN MUNDO Y EL COMIENZO DE OTRO

Estábamos tan protegidos al calor de nuestras costumbres,… teníamos pan, trabajo, educación, un techo y atención sanitaria. Todo aquello que comprábamos, duplicaba su valor al poco tiempo, todos podíamos ser lo que quisiéramos ser en un mundo de oportunidades.

¡Y va, y se acaba el mundo que conocíamos! ¿Y ahora qué?

Muchos necesitaremos unos cuantos empujones para reaccionar. Yo confío en que la naturaleza es sabia y sabrá instintivamente devolver el orden a las cosas; eso sí, el cambio nos costará a todos un esfuerzo, pero volveremos a ser grandes y fuertes, seremos testigos de más cambios, y seremos entonces nosotros los que después de aprender la lección diremos a las siguientes generaciones: “¡Sé que estás cansado, sé que no tienes fuerzas, pero levántate y anda!”

Feliz fin de este mundo, …nace un milagro, ¡¡ya lo veréis!!