¡MALDITO EGO!

El ego a diferencia de un sano amor propio, se caracteriza por ser esclavo de la apariencia. Nuestro complejo de inferioridad se compensa así con el reconocimiento constante de los demás para sentirnos protegidos y seguros.

El ego es una máscara que nos permite lucir como desearíamos ser y no como somos en realidad. Este ego, nos obliga a mantener una tensión constante que implique ganar a los demás, ser superior a ellos para evitar así que descubran nuestra verdadera inseguridad personal.

Continúa leyendo ¡MALDITO EGO!

¿POR QUÉ LA MEJOR MANERA DE NO VERTER LA SOPA DEL PLATO, CUANDO LA LLEVAS A LA MESA, ES MIRAR AL FRENTE?

Estando en un buffet, me disponía a llevar el plato de sopa a la mesa, caminaba despacito, mirando el plato y haciendo equilibrios para que no se derramara ni una gota. Entonces, una camarera me dijo: “No mires al plato, mira al frente o se te caerá”.  Desde entonces, soy la “experta transporta-sopas” de mi casa.

Los equilibristas que caminan por una cuerda floja también lo hacen mirando al frente y llevan un gran palo en las dos manos intentando mantenerlo recto. Algunos se atreven incluso a hacerlo montados en bicicleta, como es el caso de Nik Wallenda (2008)

cuerda floja

¿Tendrá esto alguna similitud con la posibilidad de mantener el equilibrio emocional en la vida?

El desequilibrio provoca malestar y enfermedad. Algunos expertos sostienen que el 80-90% de las enfermedades físicas son inducidas por la mente y las emociones.

Algunas personas buscan el equilibrio emocional en la meditación, otros en la amistad, algunos en la alimentación y el deporte sano, otros en su Fe. Donde todos sabemos que perdemos el equilibrio es en las situaciones de estrés y depresión.

Cuando pregunto a los alumn@s cuál creen que es el mayor tesoro que tienen en sus vidas, lo que más temerían perder y con lo que más disfrutan también, muchos contestan: la salud, mis hijos, mi pareja, mis padres, mi casa, mi trabajo,… siendo así, mirarán “su sopa” con la intención de no derramarla, pero quizás por eso mismo, pierdan el equilibrio que necesitan para mantenerla en el plato.

¿Qué dimensiones deberíamos atender para mantenernos en perfecto equilibrio?  

Os propongo 4: física, mental, socioemocional y espiritual; y un momento perfecto para comenzar a cuidarnos, de ahora y en adelante.

  1. Cuida tu cuerpo de forma saludable: aseo, alimentación, descanso, dieta, imagen, …
  2. Cuida tu mente: lee, conversa, reflexiona, aprende, emprende proyectos, …
  3. Cuida tu vida social: empatiza, colabora, negocia, comunícate, expresa cariño…
  4. Cuida tu dimensión espiritual: encuentra significado a tu vida, contribuyendo al desarrollo de tu entorno y de las personas.

No busques la perfección, tan solo comprométete cada día en cuidar con un gesto cada una de las cuatro dimensiones, y hazlo de manera consciente.  

Es mucho más fácil de lo que parece. Por ejemplo: date una ducha, toma una fruta junto a tu desayuno habitual, sube las escaleras del metro andando, lee un artículo, conversa con alguien nuevo, mira las nubes con atención y recicla los desperdicios de hoy. Y mañana… otro plan equilibrado.

Aprender a cuidarse uno mismo significa ad­quirir el hábito de ejercitar estas cuatro dimensiones de nuestra naturaleza de forma equilibrada, sabia, consistente y regular, día tras día.

Como diría mi amigo Ramón, lo importante no es si ya sabes que te convendría, sino si lo vas a hacer ¡Cuento contigo para hacer este mundo mejor!

¡QUIERO UNA VIDA SIN PROBLEMAS! ¿ACASO PUEDES ELEGIR?

Coach: ¿Qué sería de tu vida sin problemas de ninguna clase?

Coachee: “¡¡Una gozada!! ¿Dónde tengo que firmar para que me den una vida así? Yo quiero, quiero…sí, sí, ahora mismo, quiero una vida sin ningún tipo de problemas”.

Coach: ¿Querrías eso mismo para tus hijos?

Coachee: “Sí, sí, una vida estupenda y satisfactoria para ellos, sin dolor, sin preocupaciones, sin amargura, ¿dónde hay que firmar?”

Coach: ¿Cuándo he dicho yo que es lo mismo tener una vida sin problemas con una vida satisfactoria?

Coachee: Se supone que si tienes una vida sin problemas, será satisfactoria ¿o no?

Coach: ¿Supones o estás seguro de qué es así?

¿Revisamos tus creencias?

revisate

Tus creencias están condicionando tu vida presente. ¿Qué consecuencias tiene asociar problemas con infelicidad?

          – Si tengo un problema de algún tipo quiere decir que tengo una preocupación y eso me impide ser feliz.

         –  Si alguien que quiero tiene un problema, significa que a mí me afecta, luego yo tampoco puedo ser feliz.

          – Si en el mundo existen los problemas, el mundo no es un lugar para poder ser feliz.

¿Y si los problemas fueran simplemente circunstancias naturales e inevitables de la vida que nos permiten conocernos?

– Si tengo un problema, tengo la oportunidad de conocer el alcance de mis habilidades actuales para hacerlo frente, me da información sobre mí mismo, y sobre los demás, sobre lo que soy y sobre mi potencia

– Si alguien que quiero tiene un problema, le da la oportunidad de conocerse también, y del mismo modo a mí, en relación a lo que me hace pensar y sentir esa situación.

  Si en el mundo existen los problemas, nos da la oportunidad de conocer la capacidad humana para permitir que existan, se mantengan o desaparezcan como tales.

¿Es el autoconocimiento sufrimiento?… ¿Por qué habría de serlo?

“El dolor es inevitable, el sufrimiento es opcional” (Gautama Buda)

La persona que se conoce a sí misma, disfruta de algunas ventajas:

         –  Conoce sus puntos fuertes y débiles.

          – Puede utilizar estrategias o planes de acción para conseguir sus propósitos porque sabe el alcance de sus posibilidades.

          – Puesto que se descubre mejorando, sabe que ni él mismo sabe de lo que puede llegar a ser capaz.

          – Piensa:

o   “Si no sé de qué puedo ser capaz, puedo intentarlo”

o   “Si puedo intentarlo, puedo lograrlo”

o   “Si lo logro, siento orgullo de mí mismo. Me doy cuenta de que esto no es el final, es el principio de muchos otros logros.” 

          – Su autoconfianza crece con su autoconocimiento y autoestima.

¿De qué serías capaz si tuvieras mayor autoconfianza? ¿Podrías llegar a esa autoconfianza sin haber tenido nunca problemas?

¿Es la satisfacción una sensación relacionada con la necesidad cubierta o con la no necesidad?

¿Puede existir placer sin necesidad?

¿Quieres una vida sin problemas? Eso no es posible.

Ya que los tienes… vívelos de otro modo. Los problemas son naturales, inevitables, necesarios y muy posiblemente la entrada para muchas satisfacciones que te esperan en la vida.

Saludos.

¿Y SI TU DEBILIDAD FUERA TU OPORTUNIDAD?

obstáculo
A menudo, nos lamentamos de todo aquello que nos impide conseguir nuestros objetivos: soy demasiado pequeño,  no tengo fuerzas, me falta conocimiento, … y nos sentimos vulnerables, fatigados, luchamos con todas nuestras fuerzas pero no conseguimos avanzar un palmo.

Entonces lloramos desconsoladamente o gritamos frustrados por la impotencia.

Nos encabezonamos, pensamos que sólo hay un camino entre nosotros y nuestros objetivos.

Para quieto, toma distancia y pregúntate:

¿A dónde quieres ir?

¿Para qué te sirve llegar hasta allí?

¿Qué otras opciones existen para conseguir lo que deseas? ¿alguna más? ¿otra más? ¿más?

¿Cuáles son tus características?

¿Cuáles de ellas suponen una fortaleza frente al obstáculo?

¿En cuál de las opciones descritas anteriormente está presente tu fortaleza?

Imagina que ya lo has conseguido ¿qué pasos diste hasta llegar hasta allí?

¿Cuál va a ser el primer paso a dar?

¿Cuándo , dónde y cómo lo vas a dar?

¿Cómo sabrás que has conseguido lo que te proponías? ¿qué veré, oiré, haré, sentiré, una vez alcanzado mi objetivo?

Respira el triunfo, visualízalo, que tu cerebro tenga experiencia de él y te ayude a alcanzarlo. Con esa confianza y basándote en tus fortalezas, LO CONSEGUIRÁS.

Si necesitas compañía en el proceso, acude a mí, soy tu coach.

¿TE IRRITAS CON FACILIDAD?

“La paciencia tiene un límite”, “fue la gota que colmó el vaso” o “me sacó de mis casillas”, son expresiones que suelen indicar que todos tenemos un punto de no retorno, un momento tras el cual perdemos el control emocional.

Identificar ese momento es de suma importancia para todos nosotros. A veces explotamos en el momento más inapropiado o con quien no debemos. Decimos o hacemos cosas que más tarde nos harán sentir horrible.

Como señala Daniel GolemanLa habilidad para hacer una pausa y no actuar por el primer impulso se ha vuelto un aprendizaje crucial en nuestros días”.

Si eres de irascibilidad fácil y visitas con demasiada frecuencia ese punto de no retorno, escúchame:

Continúa leyendo ¿TE IRRITAS CON FACILIDAD?

¡PRACTICAR LA HUMILDAD PUEDE CAMBIAR TU VIDA!

Me dedico a la formación de profesionales desde hace 16 años. Soy entrenadora de habilidades muy útiles en el trabajo: como hablar en público, gestionar nuestro tiempo, manejar conflictos, dirigir personas o simplemente cómo comunicarnos más eficazmente.

Como coach, también me centro en conseguir que alcances tu mejor yo.

¿Qué es lo que escucho y me escucho diariamente? “Tú puedes, tú eres, tú sabes, tú tienes, tú conseguirás mejorar…” Y siendo verdad que desde la emoción positiva, desde la visualización del éxito y desde la modificación de creencias y conductas podemos conseguir nuestros objetivos, me pregunto…¿cuál es el freno de mano que impide que alcancemos antes nuestras metas? Posiblemente el miedo a no ser suficiente válido.

Tal es nuestro miedo, que a veces ni nos permitimos reconocer que lo tenemos, ya que eso nos comprometería a tener que hacer un cambio para paliar una autoimagen negativa.

El miedo a fracasar es lógico, a nadie le gusta fracasar, está en nuestros genes. Es por ello que tratamos de tomar las mejores decisiones, las que más nos aportan con el mínimo de esfuerzo y riesgo.

¿Cuándo deja de ser saludable el miedo al fracaso? Cuando objetivamente , las consecuencias de lo que pueda suceder no sean tan graves, o cuando el riesgo a no actuar sea aún peor que la propia equivocación.

Continúa leyendo ¡PRACTICAR LA HUMILDAD PUEDE CAMBIAR TU VIDA!

¿CÓMO SERÍA MI VIDA SI ME QUISIERA MÁS?

¿Te reconoces en alguna de estas frases?

“Mis hijos, no me ayudan en casa. Vivo para ellos”.

“Mi jefe me habla a gritos”.

“Siempre me toca poner la casa y el coche para todos los encuentros familiares”.

“Mi pareja siempre me compara con otros/as mejores que yo”.

¿Alguna vez has pensado que los demás tienen más derecho a ser respetados que tú? Porque con ese tipo de situaciones parece que así fuera.

La dignidad es el valor que tiene cada ser humano, independientemente de su situación económica, social y cultural, así como de sus creencias o su forma de pensar.

La dignidad es por tanto universal. Eres un ser único. Tienes la obligación y el derecho de cuidar tu dignidad personal, y de amarte y respetarte a ti mismo.

Continúa leyendo ¿CÓMO SERÍA MI VIDA SI ME QUISIERA MÁS?

¿TE DEJAS QUERER?

¡Eh, tú!

¿Qué te pasa que no terminas de aceptar el afecto de los demás?

Quizás pienses:

          Que no lo necesitas

          Que no lo mereces

          Que no es sincero

          Que te hace vulnerable

          Te asusta lo que sientes

          Te hace sentir incómodo porque no estás acostumbrado

          Tienes miedo de que te guste y luego no puedas pasar sin ello, etc.

La lucha interna suele estar en dos frentes: contra los sentimientos de uno mismo y contra los de la otra persona.

Continúa leyendo ¿TE DEJAS QUERER?

SI QUIEN TIENE UN AMIGO TIENE UN TESORO, …¡DESPIERTA EL INDIANA JONES QUE LLEVAS DENTRO!

¿Qué es un amigo para ti?

¿A qué tipo de personas eliges para ser tus amigos?

¿Desde cuándo lo son?

¿Continúas haciendo nuevas amistades?

Actos cotidianos reflejan a menudo nuestras actitudes y convicciones más profundas. Pongamos un ejemplo:

¿Qué sucede cuando se nos ofrece a probar algo nuevo?

9

 

Continúa leyendo SI QUIEN TIENE UN AMIGO TIENE UN TESORO, …¡DESPIERTA EL INDIANA JONES QUE LLEVAS DENTRO!