Si quieres ganar, aprende a perder

¿Alguna vez te han dolido músculos que ni sabías que existían? A mi pocas veces me ocurre, ¿sabéis por qué? porque hago poco deporte y no suelo hacer excesos que requiera un esfuerzo físico. No tengo agujetas, ojalá las tuviera, significaría que he comenzado a cuidarme.

Del mismo modo, me pregunto si tú recibes críticas, te enfrentas a conflictos o recibes felicitaciones inesperadas. Si tu vida es estable como una balsa de aceite quizás sea porque no asumas suficientes riesgos, ¿puede ser eso un problema?

En el ámbito de la psicología, la zona de confort es un estado en el cual la persona opera en una condición de “ansiedad neutral”, utilizando una serie de comportamientos para conseguir un nivel constante de rendimiento sin sentido del riesgo (White 2009)

sin aliento

No tendrás ese tipo de momentos “sin aliento” si le temes al conflicto. Existe muchas formas de evitarlos:

– Siguiendo la corriente de la mayoría.
– Apostando siempre a “caballo ganador”
– Enfrentando sólo a los más débiles
– No esperando nunca nada de la vida
– Procastrinando, dejándolo todo para más tarde
– Haciendo sólo lo que te manden sin asumir responsabilidades
– Evitando el compromiso
– No teniendo opinión alguna, …

Innovar, crear, ganar, solucionar, probar, participar, enamorarse, promocionar, cambiar, vivir,… requiere cierto riesgo. ¿Qué es lo peor que te puede pasar si lo intentas? El riesgo lo asumes tú, es fácil decirte que salgas de tu zona de confort desde la posición cómoda de mi ordenador; pero si quieres ser: más productivo, más adaptable a los cambios y más creativo, no se me ocurre otra solución que intentarlo.

Si como tantas otras personas, vives el azote de la crisis personal, social o económica, piensa que continuar donde estas es ya bastante infierno como para no probar otras opciones.

¿Qué sucederá? No lo sabrás hasta que no lo intentes, y si aceptas lo peor ya no tendrás miedo a que suceda, quizás en eso resida conseguir cierta paz interior.

Aprender a perder ayuda a soportar la frustración, nos permite recuperar el equilibrio físico y mental para intentarlo de nuevo. Si quieres ganar, tendrás primero que aprender a perder. Y sólo se aprende a perder, perdiendo alguna vez.

¿Perdiste? Viviste entonces, felicidades también por eso.

Anuncios

3 comentarios en “Si quieres ganar, aprende a perder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s