¿POR QUÉ NOS SACRIFICAMOS TANTO?

¿Será que nos da cierta satisfacción ser víctimas? Las víctimas no cometemos errores, los demás son culpables de nuestro sufrimiento, merecemos comprensión, cuidados y cariño.

¿Nos da miedo que dejen de querernos si entramos en conflicto? Quizás nos de miedo no encontrar motivos para querernos si no contamos con la aprobación de los demás, sería terrrible algo así.

¿Es nuestro perfeccionismo tan agudizado que tememos equivocarnos con los demás y volcamos la exigencia hacia nosotros mismos? Queremos ser tan justos y a la vez nos sentimos tan inseguros de nuestros derechos y virtudes, que quizás temamos equivocarnos en nuestras decisiones. Si es así, nuestra seguridad radica en no hacer nada, no poner límites y aguantar con todo.

¿Sómos tan orgullosos que no querermos tener que agradecerle a nadie todo lo que conseguimos en la vida? A lo mejor no nos importa hacer favores a los demás, pero no entendemos que nos los hagan a nosotros, si podemos solos, ¿para qué molestar a nadie?

¿Esperamos en nuestro sacrificio una recompensa “divina”? Quizas si somos “buenos” y nos sacrificamos por todos algo bueno nos depare el destino y hasta la eternidad, por pura cuestión de reciprocidad.

Puede que hayas encontrado en alguna de estas respuestas alguna de tus razones o creencias para sacrificarte tanto en la vida. Pero bien sabes que sacrificarte tanto no te está permitiendo dejar de sentirte culpable, quererte más, sentir reciprocidad o justicia y ni tan siquiera estar orgulloso de ti mismo.

¿Por qué nos sacrificarmos tanto entonces? Quizás la respuesta sea más fácil y sencilla. No sabemos decir NO y además no querermos aprender, ¿por qué? Porque de nuevo nos convencemos por las razones anteriores, me agobio y prefiero seguir con la inercia del sacrificio.

desgaste

¿Hasta cuando? ¿Crees que sólo sufres tú?

Tus subordinados sufren porque no delegas y no les dejas aprender; tu familia se sacrifica contigo porque no pones límites a los demás (tus padres y hermanos, tu trabajo, tus amigos, tu expareja…); o tus hijos/as tienen que cargar con la responsabilidad de hacerte infeliz porque les sueles recordar todo lo que te “sacrificas” por ellos, aunque nunca te lo hayan pedido.

Decir no es técnicamente fácil. Primero dí NO, segundo EXPLICA EL POR QUÉ y tercero y último paso, ofrece una ALTERNATIVA o buscala en común, para que la respuesta a una necesidad no sea cargar tú con todo el peso y la responsabilidad de la solución.

Aprende a decir NO, es un derecho y una obligación moral. Decir NO es bueno para tu salud y organiza tus prioridades, es además una necesidad para el crecimiento de los que te rodean. La frustración proporciona fortaleza emocional y aumenta nuestra capacidad intelectual para buscar soluciones.

Por ti, por ellos, por todos…Aprende a decir NO, y date permiso para dejar de sacrificarte tanto. ¡A practicar!

Anuncios

2 comentarios en “¿POR QUÉ NOS SACRIFICAMOS TANTO?

  1. Que tal?
    He leído su articulo sobre terapia en pareja y la verdad me pareció fascinante, ahora estoy en una relación pero la verdad no si quiero seguir intentándolo como tantas veces. Tengo miedo de todo, siento que mi pareja es una persona muy dependiente de mi, y me refiero a lo sentimental, ya que hemos tenido discusiones y hasta se ah querido suicidar y eso realmente me tiene aterrada, es una persona celosa, posesiva, insegura de si misma, y entiendo que ah tenido una vida difícil pero me siento encerrada, dice que con la terapia todo mejorara pero ha estado en terapia ya un mes o mas y nada sigue igual, me enoja porque dice que todo a su tiempo, pero el tiempo pasa y no veo resultado, ahora no se si estoy con ella por amor o por miedo a lo que quiera hacerse, esta tanta mi preocupación que no me deja disfrutar el momento.
    Realmente quisiera que me diera su punto de vista.
    He pensado que me he sacrificado por su felicidad, por el echo de que este feliz yo lo estaré aunque a mi no me guste lo que haga.
    Saludos!

    1. Por lo que me cuentas el va a terapia individual, pero ¿no vais a una terapia de pareja? En algunos casos de celopatías graves, hace falta también un apoyo de medicación psiquiátrica para evitar obsesiones. Un mes es poco tiempo; sin embargo es importante que confiéis ambos en el especialista con el que tratéis. En mi opinión, tienes derecho a participar en aquello que también es parte de tu felicidad y de tu vida´; y tú también necesitas apoyo para saber manejar tu conducta en beneficio de su evolución y curar tus propias heridas en este proceso. En cualquier caso, pase lo que pase, tú no eres responsable de la felicidad de otra persona. Cuando yo me casé esto fue a lo que yo me comprometí en mi matrimonio:
      “Quiero amarte sin asfixiarte,
      apreciarte sin juzgarte,
      unirme a ti sin esclavizarte,
      invitarte sin exigirte,
      dejarte sin sentirme culpable,
      criticarme sin herirte y
      ayudarte sin menospreciarte.
      Si puedo obtener lo mismo de ti,
      entonces podremos encontrarnos y enriquecernos mutuamente.”

      -Virginia Satir

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s