GESTIÓN EMOCIONAL PARA EL CAMBIO PROFESIONAL (parte 1 de 9)

Ante la falta de oportunidades laborales, es posible que te hayan ofrecido trabajos como comisionista, dónde solo la autoconfianza, la capacidad de aprendizaje y tu determinación podrán “ganar la partida” a tu falta de experiencia.

El trabajo comercial de “venta directa” ha sido siempre observado en tiempos de crisis como una solución al desempleo ¿Por qué? Sencillamente porque este tipo de trabajo no tiene paro, no requiere estudios académicos, es compatible con cualquier otra actividad, no hay límite de edad o condición social y, encima, te permite ganar todo el dinero que seas capaz de conseguir a través de tu trabajo.

El trabajo comercial de “venta directa” es similar al estereotipo de “sueño Americano”, está lleno de ejemplos de personas humildes que llegan a crear grandes fortunas o alcanzar un inmenso poder o popularidad, todo gracias a su propio esfuerzo en una tierra que promete “oportunidades”; sin embargo, muchos quedan por el camino, ya que este tipo de sistema de venta exige gran fortaleza mental y capacidad de autosuperación.

1º FRENO: LA CULPA

 En el intento de determinar el por qué te encuentras:

1.- En una profesión distinta a la tuya.

2.- Sin dinero (recuerda que los resultados económicos suelen tardan en llegar debido a la inexperiencia)

Imagen

 Puede que pienses que has terminado “a la deriva” por tu mala cabeza o tu mala suerte.

Algunas personas piensan que están siendo castigadas por algunas actuaciones que han tenido en el pasado y repasan una y otra vez los errores laborales y personales de su vida.

EMOCIÓN PALANCA: LA DETERMINACIÓN

Los sentimientos de culpa pueden superarse tomando una actitud activa en la búsqueda de la solución al problema, planteándonos el “aquí y en adelante” y siendo positivos en la consecución de los pasos a seguir.

Si has llegado hasta aquí, es señal de que éste es el mejor sitio donde puedes estar ahora. Aprovecha la oportunidad que se te brinda. Tu pasado es pasado, el futuro siempre es incierto, el presente es lo único real que tienes y de cómo lo vivas se irá escribiendo el resto de tu historia. Tener la mente en el pasado o en el futuro es “perder la vida”. Hoy es el día más importante de tu vida.

Si de algo me arrepiento del pasado ¿qué otra cosa puedo hacer que perdonarme de una vez? Ningún arrepentimiento cambiará eso. Un principio Jurídico es que nadie puede ser juzgado dos veces por el mismo delito “¿Qué es aquello tan importante?” “¿No has finalizado los estudios?” “¿Has quebrado en algún proyecto anterior?”, “¿Tuviste algún desequilibrio emocional?” … “¿Cuántas veces te has juzgado por ello?”

No te preguntes por qué estas aquí, sino qué oportunidades te ofrece esta situación y cómo lo piensas aprovechar.

Un gran porcentaje de comerciales, por no decir la mayoría, llegan a esta profesión por casualidad, ya que no existe un camino trazado para llegar hasta aquí, no hay estudios formativos oficiales para ello. Si tú has llegado hasta aquí de casualidad, tan sólo significa que eres maravillosamente normal.

Lo pasado, pasado está. La culpa es un sentimiento estéril si no sirve como motor para el cambio, y si ya he cambiado, ya no necesito ese sentimiento más dentro de mí, ya ha cumplido su función, deséchalo.

“No te pre-ocupes, ocúpate”, “¿qué voy a hacer?”, “¿cuándo lo voy a hacer?”, “¿Qué recursos necesito?” “¿De qué recursos dispongo?”, “¿cuál es el siguiente paso? “Vamos, ¡Manos a la obra!”

Anuncios

17 comentarios en “GESTIÓN EMOCIONAL PARA EL CAMBIO PROFESIONAL (parte 1 de 9)

  1. Que realidad más cierta…”el mejor día de nuestra vida es hoy”. Y si bien es cierto que no debemos rechazar las enseñanzas de nuestro bagaje personal, no es sano ni productivo vivir en el pasado, deseando alcanzar un futuro que empieza con una ahora.
    Saludos…¡¡Maravilloso Mª Carmen!!

  2. Que lindo,

    Maria Carmen Camacho

    De acuerdo! Aprovecha la oportunidad que se te brinda. Tu pasado es pasado, el futuro siempre es incierto, el presente es lo único real que tienes y de cómo lo vivas se irá escribiendo el resto de tu historia.

    Interesante: No existe un camino trazado para llegar hasta aquí, no hay estudios formativos oficiales para ello. Esto depende.
    Quizas usted puede coperar conmigo en Holanda con una charla para los Latinos, que viven aquí durante uno de mis seminarios en Holanda?

    1. Soy psicóloga-coach, formadora con más de 15 años de experiencia en entornos profesionales. Durante dos años he trabajado en una empresa de venta directa seleccionando, formando y motivando a equipos comerciales. Actualmente trabajo como freelance y por supuesto, su ofrecimiento encaja en mis intereses profesionales. Si desea que ampliemos información sobre este aspecto, póngase en contacto conmigo el el correo ccamachogil@gmail.com, estaré encantada de que conversemos y veamos posibilidades de colaboración.
      Estoy de acuerdo que hay estudios oficiales relacionados con el marketing y la venta, yo misma he estudiado marketing y comunicación para psicólogos en la Universidad Autónoma de Madrid; sin embargo, para el trabajo comercial (al que yo me refiero), no hay una titulación que se exija para intentarlo, más bien interés, aptitudes y actitudes. ¿Quizás por una rotación excesiva y una falta de profesionalización?

  3. Gracias Maricarmen, por este interesante articulo, precisamente en este día me he sentido muy mal conmigo mismo y con la vida! estoy desempleada desde hace 6 meses, sigo esperando el trabajo de empleada que he estado buscando, sin embargo el tiempo me preocupa, porque tengo compromisos económicos y mis ingresos están limitados, este día he tomado la decisión de emprender un negocio independiente y llenarme de valor, carácter y determinación, SI es importante conocer y saber que estoy haciendo hoy! que acciones y decisiones estoy tomando para sembrar y lograr éxitos mañana!…

    1. En mi opinión Virginia, si sólo hace 6 meses que estas desempleada y ya estas buscando realizar un trabajo independiente, es que te estas ocupando, y no sólo preocupando. Enhorabuena. Te emplazo a que sigas conmigo en los próximos post, quedan 8 emociones más a tratar.Cuídate más que nunca, eres el motor de lo que esperas suceda. Un saludo.

  4. Maricarmen, muchas gracias por este artículo. La verdad es que me siento muy identificado con todo lo que mencionas. Todo y que voy más avanzado que Virginia en lo del negocio, estoy en plena “crisis” económica y personal… No quiero rendirme,… sin embargo quien me avala, y qué banco me da crédito por mi “cara bonita”? Necesito ventas ya!!! y Euros para invertir
    Vivo el Hoy! Carpe Diem!!!

    1. Leyendo tu comentario he recordado mis épocas de guateque y discoteca, donde el que más deseperado se veía por ligar es el que menos ligaba, se le ve el plumero, ansiedad, prisas, necesidad de resultados rápidos,como mujer no te hace sentir especial ni importante. Quizás pienses que qué tiene que ver ésto con la venta. Cuando nos sentimos deseperados o muy presionados por los resultados, a veces dejamos de escuchar a nuestro cliente y no seguimos su ritmo. Hay que aprovechar la energía que nos concede el estrés, sin sobrepasar el nivel de tensión, tras el cual perdemos la batalla. Un buen jefe que yo tuve nos decía, no vendemos, nos compran. Si se te ve ansiedad por vender provocarás desconfianza en tu interlocutor. Un pájaro confía más en sus alas y su capacidad de volar que en el árbol donde se apoya. No sé donde vives, si es en Madrid, te aconsejo una visita sobrecojedora aun lugar que te dará fuerza para luchar por tus sueños: http://es.wikipedia.org/wiki/Catedral_de_Justo y visionar este maravilloso video: http://www.youtube.com/watch?v=JJjKMeitnnY
      La fé en uno mismo, el talento (que todos poseemos) y la creatividad es más importante que cualquier recurso. En cuanto a las angustias económicas, la mayoría de las veces, pasa por tomar decisiones dolorosas pero necesarias. Mucha suerte y gracias por permitirme esta intromisión en tu vida.

  5. Hola Mari Carmen y a todos, me parece genial tu artículo, es un estímulo para los que nos sentimos desplazados en esta selva laboral, es un acicate contra la desidia, el desencanto.
    Soy un autónomo del ramo del automóvil (22 años), llevo cuatro meses en búsqueda activa de empleo, nunca me encontré en esta situación; tengo días mejores que otros, pero hoy al leer tu artículo me siento mucho mejor.
    Intento volver a mi actividad anterior y me cuesta, pero a partir de ahora trataré de seguir el contenido de tu artículo que está cargado de razones.
    Gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s