¿POR QUÉ LA MEJOR MANERA DE NO VERTER LA SOPA DEL PLATO, CUANDO LA LLEVAS A LA MESA, ES MIRAR AL FRENTE?

Estando en un buffet, me disponía a llevar el plato de sopa a la mesa, caminaba despacito, mirando el plato y haciendo equilibrios para que no se derramara ni una gota. Entonces, una camarera me dijo: “No mires al plato, mira al frente o se te caerá”.  Desde entonces, soy la “experta transporta-sopas” de mi casa.

Los equilibristas que caminan por una cuerda floja también lo hacen mirando al frente y llevan un gran palo en las dos manos intentando mantenerlo recto. Algunos se atreven incluso a hacerlo montados en bicicleta, como es el caso de Nik Wallenda (2008)

cuerda floja

¿Tendrá esto alguna similitud con la posibilidad de mantener el equilibrio emocional en la vida?

El desequilibrio provoca malestar y enfermedad. Algunos expertos sostienen que el 80-90% de las enfermedades físicas son inducidas por la mente y las emociones.

Algunas personas buscan el equilibrio emocional en la meditación, otros en la amistad, algunos en la alimentación y el deporte sano, otros en su Fe. Donde todos sabemos que perdemos el equilibrio es en las situaciones de estrés y depresión.

Cuando pregunto a los alumn@s cuál creen que es el mayor tesoro que tienen en sus vidas, lo que más temerían perder y con lo que más disfrutan también, muchos contestan: la salud, mis hijos, mi pareja, mis padres, mi casa, mi trabajo,… siendo así, mirarán “su sopa” con la intención de no derramarla, pero quizás por eso mismo, pierdan el equilibrio que necesitan para mantenerla en el plato.

¿Qué dimensiones deberíamos atender para mantenernos en perfecto equilibrio?  

Os propongo 4: física, mental, socioemocional y espiritual; y un momento perfecto para comenzar a cuidarnos, de ahora y en adelante.

  1. Cuida tu cuerpo de forma saludable: aseo, alimentación, descanso, dieta, imagen, …
  2. Cuida tu mente: lee, conversa, reflexiona, aprende, emprende proyectos, …
  3. Cuida tu vida social: empatiza, colabora, negocia, comunícate, expresa cariño…
  4. Cuida tu dimensión espiritual: encuentra significado a tu vida, contribuyendo al desarrollo de tu entorno y de las personas.

No busques la perfección, tan solo comprométete cada día en cuidar con un gesto cada una de las cuatro dimensiones, y hazlo de manera consciente.  

Es mucho más fácil de lo que parece. Por ejemplo: date una ducha, toma una fruta junto a tu desayuno habitual, sube las escaleras del metro andando, lee un artículo, conversa con alguien nuevo, mira las nubes con atención y recicla los desperdicios de hoy. Y mañana… otro plan equilibrado.

Aprender a cuidarse uno mismo significa ad­quirir el hábito de ejercitar estas cuatro dimensiones de nuestra naturaleza de forma equilibrada, sabia, consistente y regular, día tras día.

Como diría mi amigo Ramón, lo importante no es si ya sabes que te convendría, sino si lo vas a hacer ¡Cuento contigo para hacer este mundo mejor!

Anuncios

8 comentarios en “¿POR QUÉ LA MEJOR MANERA DE NO VERTER LA SOPA DEL PLATO, CUANDO LA LLEVAS A LA MESA, ES MIRAR AL FRENTE?

  1. Me gusto tu comentario, pero mirándolo en la vida real, tienes mucha razón, pienso que es mejor mirar hacia delante no mirar hacia atrás, siempre con la mirada fija al frente para salir triunfante, claro que humildemente uno lo lleva consigo por dentro. Gracias por tu articulo.

    1. Hay un dicho popular que dice: no camines hacia atrás ni para coger carrerilla. No sé si eso ha de ser así o no, lo que está claro es que el pasado no puede cambiarse, pero quizás sí reinterpretar lo que significaron para nosotros esas vivencias una vez vemos las cosas con la perspectiva del tiempo y la madurez. Gracias por tu comentario Eugenia.

      1. Yo no sé si tanto, pero coincido contigo en que sólo podemos influir en lo que podemos hacer, hagamos pues aquello que sea bueno para nosotros en el amplio sentido de la palabra. Si todos nos quisieramos más querriamos un mundo mucho mejor que éste y trabajaríamos para conseguirlo junto con los demás, pero a veces ese amor que creemos tenernos no son más que complejos que querermos negarnos ganando a los demás. Gracias Ricardo por tu comentario y tu tiempo, me encanta que te encante. Un saludo

  2. Excelente Maricarmen. Este es el primer artículo que leo de tu autoría, y no dude ni un minuto en seguir tus publicaciones. Me gustar tu forma de ver el equilibrio, y sobre todo la parte en donde hablas sobre lo que más disfrutamos y temeríamos perder, y no ver la “sopa” por no querer derramarla, cuando puede ser lo contrario.

    Esto último incluso me puede servir para las charlas que doy sobre seguros. Has hecho un gran aporte para mi persona.

    Saludos.

    Jaime Florián.

    http://asegurasesor.wordpress.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s