¡PRACTICAR LA HUMILDAD PUEDE CAMBIAR TU VIDA!

Me dedico a la formación de profesionales desde hace 16 años. Soy entrenadora de habilidades muy útiles en el trabajo: como hablar en público, gestionar nuestro tiempo, manejar conflictos, dirigir personas o simplemente cómo comunicarnos más eficazmente.

Como coach, también me centro en conseguir que alcances tu mejor yo.

¿Qué es lo que escucho y me escucho diariamente? “Tú puedes, tú eres, tú sabes, tú tienes, tú conseguirás mejorar…” Y siendo verdad que desde la emoción positiva, desde la visualización del éxito y desde la modificación de creencias y conductas podemos conseguir nuestros objetivos, me pregunto…¿cuál es el freno de mano que impide que alcancemos antes nuestras metas? Posiblemente el miedo a no ser suficiente válido.

Tal es nuestro miedo, que a veces ni nos permitimos reconocer que lo tenemos, ya que eso nos comprometería a tener que hacer un cambio para paliar una autoimagen negativa.

El miedo a fracasar es lógico, a nadie le gusta fracasar, está en nuestros genes. Es por ello que tratamos de tomar las mejores decisiones, las que más nos aportan con el mínimo de esfuerzo y riesgo.

¿Cuándo deja de ser saludable el miedo al fracaso? Cuando objetivamente , las consecuencias de lo que pueda suceder no sean tan graves, o cuando el riesgo a no actuar sea aún peor que la propia equivocación.

Cuando las consecuencias de un fracaso rayan el absurdo, y ocurre muchas veces, la reflexión que me hago es: ¿tanto te odias?, ¿dejarías de quererte si no te gustara lo que ves en ti?, ¿qué pasaría entonces?

Si fuéramos realmente humildes no tendríamos problema en aceptarnos tal cual somos, sin artificios, con nuestras virtudes y nuestros defectos, sin compararnos ni vanagloriarnos de ellos. Si nada hay que ocultar, nada hay que fingir, porque nada temeremos perder en lo relativo a nuestra autoimagen.

No gustarse y sufrir por ello es un verdadero problema. Para librarnos de nosotros mismos tendríamos que morir, nuestro instinto de supervivencia probará otras estrategias para no tener que llegar a tanto.

El miedo puede adoptar varias formas: vergüenza, orgullo, inseguridad, … cualquiera de ellas, puede hacernos perder oportunidades y por consiguiente llevarnos a la frustración.

¿No es la frustración de la vida vivida la peor de las desgracias en nuestro lecho de muerte? 

Las personas que tienen miedo a descubrirse en su debilidad,  pueden:

–          No reconocer sus errores. Defenderse de cualquier acusación, sin apenas escuchar.

–          No arriesgar nunca. Decir: “no puedo o no sé” sin haberlo intentado de veras.

–          Depender de otros a quien poder culpar o responsabilizar si algo sale mal.

–          Posponer sus decisiones con mil excusas (Ej.: “no tengo tiempo, no tengo dinero, no es el momento…ya lo haré”)

–          Negar el conflicto: “Me da igual”, “no me importa”, etc.

–          Exagerar las consecuencias del posible fracaso, hasta el extremo, para justificar la no decisión.

¿Te reconoces en alguna? Seguro que sí, ¿quién no ha tenido miedo al fracaso alguna vez?

¿Qué hacer entonces? Tú tienes la respuesta. ¿Recuerdas algún miedo del pasado que hayas superado? Quizás: hablar en público, pedir el libro de reclamaciones, conducir, presentarte…

¿Qué hiciste en el pasado para llegar a superarlo?  Ahí tienes la respuesta.

¿Prefieres decir lo intenté y no lo conseguí, o nunca lo intenté por miedo a equivocarme?

¿Qué estás dispuesto a arriesgar por tu sueño? En términos de acción, ¿en qué se traduce eso?, ¿cuál es el siguiente paso a dar?

Da uno tras otro y deja tu mente en blanco, si tus pensamientos no te ayudan, al menos que no te estorben. Sabes perfectamente lo que tienes que hacer, simplemente ¡hazlo! Veras como enfrentándote a tus miedos consigues que éstos desaparezcan.

 

(Si te ha gustado el artículo, compártelo en tus redes sociales. Gracias)

Anuncios

2 comentarios en “¡PRACTICAR LA HUMILDAD PUEDE CAMBIAR TU VIDA!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s