CUANDO NO ME SIENTO “A LA ALTURA”

Imagínate que estas en la orilla de la playa con una persona que no está “a tu altura”, sino que está más alta que tú.

¿Qué significa para nosotros estar “por debajo de la altura” de otros?

a) Un dato.

b) Una mala noticia que nos hace sufrir.

Imagina que estamos en el segundo caso ¿Cuál sería la forma de nivelaros para acabar con el sufrimiento de la comparación?  Se me ocurren dos formas:

1.- Podrías alzarte de puntillas.

2.- Podrías apoyarte o tirar de ella hacia abajo para hundirle en la arena de manera que ganarías unos cuantos centímetros. ¡Podrías incluso terminar siendo más alto tú!

¿Qué repercusiones tiene nivelarse de éste modo?

          Si le hundimos, le hacemos sufrir una carga extra al otro, terminamos por ocasionarle un daño, y siempre sabremos cuál es en realidad su altura, aunque la neguemos.

          Si nos ponemos de puntillas, y nos mantenemos así un tiempo,  sometemos a nuestro cuerpo a una tensión que nos llevará al agotamiento.

¿En qué momentos de la vida no te sientes a la altura de los demás?

¿Qué estrategias utilizas para nivelarte?

¿Te comparas con frecuencia?, ¿por qué lo haces?

¿Es posible no estar a la misma altura y, aun así,  que esto no suponga ningún problema?

¿En qué situaciones sí supone un problema?

¿Qué precio haces pagar a los demás o a ti mismo por este motivo?

Todos nos hemos sentido incómodos alguna vez por no estar a la “altura de los demás o de las circunstancias”. Si ello nos supone un estímulo para aprender y superarnos porque no hay dolor en la comparación, sino admiración, estupendo.

Cuando sí hay dolor en la comparación, nos comparamos incansablemente con los demás o   sentimos la necesidad de ganar al otro a cualquier precio, entonces podemos ser víctimas o verdugos de malos tratos físicos y psicológicos, producto de nuestros complejos y sentimientos de inferioridad.

La persona con una sana autoestima se siente a gusto consigo misma aun no siendo perfecta, es por ello que trata de medirse por su propia evolución, no por la comparación con otros. Se siente valiosa por sí misma y necesita menos la aprobación o adulación de los demás. Eso le lleva a reconocer mejor sus errores y a poder escuchar las críticas sin que ello le suponga el desmoronamiento de su valía como persona. Son personas que se alegran de lo bueno que les sucede a los demás, porque eso no pone en peligro su valía. Están abiertas a la negociación y el diálogo, manteniendo una postura relajada propia de su bienestar interno.

Estar al lado de alguien con una sana autoestima nos beneficia como personas y hace de este mundo un lugar mejor para todos.

¿Quieres vivir en ese mundo mejor?

1.- No toleres que los demás te digan que no vales. Su opinión no es más importante que la tuya propia.

2.- Aprende a quererte y a valorar lo bueno que hay en ti. Eres un ser único e irrepetible, ¿existe mayor valor que ése?

Escenas de la película “Angel-a”, del director francés Luc Besson. El protagonista se encuentra con su propio “ángel de la guarda”, un ángel muy especial…

Anuncios

4 comentarios en “CUANDO NO ME SIENTO “A LA ALTURA”

  1. se que es fácil tomar siempre el camino de “echarle la culpa a otro” pero, en cierta forma , esta sociedad que tenemos actualmente , y a consecuencia de la crisis (Que no solo es económica) más, fomenta precisamente ese tipo de actitudes, compararse con otros , fomentar estar por encima del otro, la competitividad extrema, no estar nunca conforme con lo que tenemos, en fin….. desde luego bien vale la pena detenerse por un momento y pensar realmente , lo que tenemos, lo que somos, y si nos basta o no.
    Gracias por el post.

    un saludo ¡¡

    Rafael
    @rafalgrol
    http://marketingventasparatodos.wordpress.com

  2. Estoy totalmente de acuerdo con el anterior comentario, en nuestra vida diaria siempre tendemos a compararnos con los demás quien tiene mas que yo, y al mismo tiempo queremos ser como el. Creo que por naturaleza tendemos a ser codiciosos y a querer mas. Lo estamos viviendo actualmente con los casos de corrupción. Deberiamos valorar bien lo que tenemos y nos daremos cuenta de lo rico que podemos llegar a ser. ¿Puede ser falta de autoestima?..

  3. ¿Va en nuestra naturaleza querer más? supongo que sí y no creo que la ambición desde el punto de vista de superación sea mala en sí misma.

    ¿Corrupto por falta de autoestima? No sabría asegurar qué pasa exactamente con las personas corruptas. Lo que sí entiendo es que la codicia es sintoma de carencia. Hay un refrán que dice: “no es más feliz el que más tiene, sino el que menos necesita”

    Por incoherente y absurdo que parezca, cuanto más progreso económico desarrolla una sociedad, más infelices suelen ser los seres humanos que la componen, esta afirmación está basada en la comparación de tasas de suicidio por países.

    Querer cubrir nuestras carencias con algo externo a nosotros mismos (poder, dinero, drogas, …) no es posible y, en esa carrera por tener más, la persona termina por perderse el respeto a sí misma y a los demás. Tarde o temprano paga las consecuencias.

    Interesante debate. Gracias Ricardo por participar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s