DETALLES QUE MARCAN LA DIFERENCIA

Escuchar: Prestar atención a lo que se oye. Para escuchar basta con permanecer callados y atentos.

Escuchar activamente: Significa escuchar y además comprender la comunicación desde el punto de vista del emisor, incluso aunque lo que diga vaya en contra de nuestras ideas. Para escuchar activamente necesitamos desarrollar habilidades más precisas como la empatía y las habilidades de comunicación (resumir, preguntar, …) para saber mostrar al interlocutor que se le está escuchando.

Criticar: Juzgar, dando nuestra opinión personal, sobre un determinado tema.

Criticar constructivamente:  Se propondrán soluciones a los problemas o al estado de cosas del cual es objeto la crítica, con un absoluto ánimo componedor y de promover por sobre todas las cosas el bien común de aquellos involucrados.

Desde Definicion ABC: http://www.definicionabc.com/comunicacion/critica.php#ixzz2MqJvQwXU

Buscar empleo: Intentar localizar o encontrar ofertas de empleo, y responderlas.

Buscar activamente empleo: Mejorar el propio estado de empleabilidad ajustándose a los requisitos demandados por el mercado de trabajo. Buscar oportunidades de trabajo más allá de las ofertas publicadas en los medios o en el INEM; como por ejemplo: anunciarnos, hacer networking, ofrecer ideas o servicios para ser contratado por las empresas, presentar nuestro CV por autocandidatura, emprender una actividad profesional por nuestra cuenta, etc.

Pensar: Formarse y relacionar ideas en la mente.

Pensar positivamente: Ver el lado bueno de las cosas. Pensar positivamente nos ayuda a superar las dificultades, encontrando motivos donde apoyarnos para seguir avanzando.

El único modo de cambiar tu mundo «exterior», es transformar primero tu mundo «interior».

— Harv. Eker.

“Vivir” o “sentir la vida”, ¿te atreves a marcar la diferencia? Espero vuestras reflexiones.

Un abrazo.

Anuncios

5 comentarios en “DETALLES QUE MARCAN LA DIFERENCIA

    1. Gracias Victor por el debate que nos ofreces con tu opinión. Coincido contigo en que la crítica causa dolor siempre e implica un juicio de opinión de otra persona, ¿qué tiene eso de constructivo?

      La crítica, si no la negamos y atacamos al que nos la da, puede servirnos para:

      – Conocer aspectos de mi persona que desconocía (puntos ciegos) y tener la oportunidad de mejorarlos, cambiarlos o aceptarlos como parte de mi desarrollo personal.

      – Tener la oportunidad de disculparme por un daño que he ocasionado y del que quizás no me había dado cuenta. De manera que pueda conservar una relación de amistad, de pareja, con un cliente, etc.

      Personalmente mis amigos suelen ser muy directos conmigo cuando me hacen críticas, saben que las encajo bien aunque… ¡claro que me duelen!, pero siempre prefiero eso a perder un amigo (sin saber qué ha pasado) o enterarme de las cosas por otros; es por ello, que:
      1º las escucho
      2º le hago un resumen de lo que me han dicho para ver si lo he entendido
      3º mi primera respuesta es “gracias por la información”.
      4º Acepto, me disculpo y me comprometo a cambiar; o bien, niego la “acusación que se me atribuye” y argumento por qué.
      ¿De dónde ha salido esa forma mía de afrontar las críticas? de mi convencimiento de que la crítica no es mala aunque duela, y de mi formación en asertividad, un tema que TODOS desde el colegio deberíamos aprender para mejorar la convivencia en el mundo.

      La asertividad es una forma de comunicación en el que la persona tiene la capacidad para expresar o transmitir lo que se quiere, lo que se piensa o se siente sin agredir los sentimientos del otro, entre otras cosas porque habla de su conducta y no de su persona.

      Si te interesa el tema de las críticas (estes de acuerdo o no conmigo), te invito a leer mi ponencia en: http://www.bancodeltiemporivas.org/adjuntos/Presentacion%20resolver%20situaciones%20de%20conflicto.pdf

      Gracias por tu tiempo.

      1. Ah, y en cuanto a no juzgar cuando se escucha…es muy difícil no hacerlo. En coaching se nos dice que cuando escuchamos tenemos que “apagar la radio interna”, quiere decir lo que nos decimos a nosotros mismos mientras escuchamos. Es una cuestión de práctica y voluntad. Y dentro de la complejidad es más fácil no mostrar juicios de valor hablando, que impedirlos en nuestra mente y en nuestra comunicación no verbal.

        Como en todo hay grados, yo no creo en el 100% de nada en la vida, pero pensar en su existencia es un modo de buscar la excelencia, y sí creo que se puede escuchar sin juzgar cuando al menos se respeta que el otro es el mismo y no tiene por qué coincidir con nuestras creencias y valores.

        Detrás de ambos casos, hacer y recibir críticas, y escuchar sin juzgar, hay un trabajo de madurez y desarrollo personal importante. Y además momentos de más y menos capacidad de autocontrol. ¡No se puede estar perfecto siempre! ni siquiera a menuro ¡ja,ja! pero gracias a eso nos podemos perdonar unos a otros, porque todos sabemos lo que es “meter la pata”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s