¿CUÁNTO TIEMPO LLEVAS SIN SONREIR?

Miro la cara de un bebé, no necesita grandes cosas para sonreír: una mueca, un “cucu-tras”, una sonrisa…y en seguida te devuelve una carcajada, y no solo eso, te pide más y más…y si no le haces caso, te compromete.

El top 5 de las mejores risas de niños

Tener amigos, pareja, compañeros…que te “comprometen” para hacerte o pedirte una sonrisa es estupendo.

En contraposición tenemos a los seres que nos son tóxicos, personas tristes que “venden” sus desventuras y a los que les molesta que tú mismo te encuentres feliz.

Probablemente tu felicidad les desmorona su hipótesis de que el mundo es una “mierda”. De no ser así, los “mierdas” serían ellos por no saber salir de su propia infelicidad.

Algunos, bajo el argumento de lo mucho que te quieren, te sobreprotegen y te crean una percepción del mundo llena de peligros:

–          El amor duele

–          Los amigos te traicionan

–          En la empresa te darán la patada cuando ya no les intereses

–          No te fíes de las apariencias, en la vida todo es mentira

–          Cada uno va a lo suyo

¿Realmente pensar eso te protege de algo?

Amar a medias, desconfiar de todo y de todos, vivir en la individualidad… ¿Todo eso te hace feliz?

Preguntado de otro modo… Si supieras que cuando salgas del casino, tendrás que dejar todo lo que has ganado en la puerta, ¿cuál sería el único aliciente del juego? No es tan disparatado, de niños jugamos y no apostamos nada.

¿Crees que sería emocionante jugar sabiendo que “SIEMPRE VAS A GANAR”?

¿Sería emocionante jugar sabiendo que “TODO LO  PERDERÁS EN LA PUERTA”?

La emoción del juego radica en el instante de incertidumbre, cuando no sabes si tu apuesta te hará ganar o perder.

Una vez ACEPTADO que EL JUEGO TIENE UNAS REGLAS, y teniendo que pasar una larga temporada allí, tendríamos que crear nuestras propias motivaciones…¿Cuáles serían las tuyas?:

–          Ganar por el mero hecho de saber cuánto eres capaz de conseguir

–          Enseñar a otros a jugar para dejar un legado tras tu partida

–          Hacer amigos y disfrutar de más cosas que del propio juego

No son las únicas opciones:

–          Hay quien prefiere no jugar, porque nada se va a llevar ¿qué más da ganar o perder?

–          Hay quienes juegan negándose que tendrán que dejarlo todo en la puerta, y sufren tremendamente con cada pérdida.

En el “juego de la vida”, donde todo se quedará aquí al final de nuestros días, ganar o perder es relativo.

Deja de pensar quién fuiste o quién serás…¡da igual!

¿Quién eres hoy?, ¿qué te ofrece el día?, ¿Quiénes te comprometen para ser feliz?

Te vas a morir algún día…¿No te parece absurdo lo que te preocupa hoy? Es posible ocuparnos sin preocuparnos.

La semana pasada hablé del cáncer, a veces, un toque de atención en nuestras vidas nos ayuda a centrarnos en lo realmente importante. Una vez más acudimos al refranero popular cuando dice: “No hay mal, que por bien no venga”

¿Te atreves a sonreír?

Anuncios

4 comentarios en “¿CUÁNTO TIEMPO LLEVAS SIN SONREIR?

    1. Me ha gustado mucho la página, mil gracias. Verdaderamente es terrible ver sufrir a inocentes. No todas las vidas son iguales, no todas tienen las mismas oportunidades y se desarrollan con justicia. Observar el mundo con un positivismo bobalicón para no hacer nada, no tiene sentido. Debemos remangarnos y mejorar nuestro entorno, ocuparnos en definitiva; pero ¿de qué forma? En mi opinión siempre de forma positiva. Creyendo que lo que parece imposible se puede lograr. El amor y la alegría son energías sin efectos secundarios nocivos para el que los posee. Hay personas dignas de admiración como la madre Teresa de Calcuta, Ghandi, etc. y no se caracterizaban por su ausencia de sonrisa.
      Las personas que trabajan en voluntariado, son personas especialmente alegres, porque creen que se pueden hacer muchas cosas por los más necesitados y se aplican a ello. La sonrisa no está reñida con la responsabilidad y el bien común. Más bien todo lo contrario. Todo el mundo merece sonreir. Tú también…a pesar de todo, tu sistema inmunológico se reforzará y estarás más fuerte para ayudar. Sólo cuidando de ti, podrás cuidar de los demás. Porque las emociones se contagian, contagiemos a todos para movilizarlos a favor de los derechos humanos. Te recomeindo el reportaje: http://www.rtve.es/alacarta/videos/redes/redes-mirada-elsa/1676633/
      Muchas gracias por tu tiempo y tus comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s