EL ROCE ¿HACE EL CARIÑO… O EL DESGASTE?

Y fueron felices para siempre…”COLORÍN COLORADO, ESTE CUENTO SE HA ACABADO.

La expectativa de “eterno” la tenemos todos, y en base a ello tomamos decisiones como: casarnos, tener hijos o pagar una hipoteca a 30 años (no sé qué te compromete más) Cuando creces te das cuenta de que para siempre es mucho tiempo.

En las relaciones de pareja, de amistad, de equipo… el roce es bastante continuado. Es posible que el roce consiga que haya cariño, costumbre, cohesión…, pero ¿qué ocurre si entendemos roce no como proximidad, sino como fricción? En ese caso el roce hace el desgaste.

Y desgaste hay en todas las relaciones, hay momentos buenos y malos. El conflicto es algo natural en la vida de los seres humanos, y una vez se produce hay que afrontarlo. O bien la relación se rompe para siempre, o bien salimos fortalecidos, gracias a que hemos sido capaces de solventarlo juntos.

Por centrarnos en un tipo concreto de relación, hablaré de las parejas: ¿Te has preguntado qué clase de calidad de relación pretendes tener con una persona con la que siempre estás discutiendo (que no debatiendo) o, peor, con la que no compartes absolutamente nada, con la que no sientes la más mínima conexión?

¿Por qué nos mantenemos en esa relación tóxica? Una posible explicación es “porque le quiero” y otra mucho más probable es que “tengo miedo de equivocarme o de estar solo/a, o incluso de perder determinados privilegios (status, seguridad económica, convivencia con los hijos…)

El miedo a estar solo, a los cambios, al riesgo… ¡Cuánto daño puede hacer a las personas!

No basta con quererse para poder convivir de forma satisfactoria. Hacen falta más cosas. Si es un tema que despierta vuestro interés, os sugiero la lectura completa de un artículo que publiqué hace ya algún tiempo en Psicología-on line. “Consejos para mejorar tu relación de pareja” (es múy práctico)

Tanto si tienes problemas como si no, te ayudará a hacer del roce cariño, y no ampollas. ¡Suerte!

Anuncios

3 comentarios en “EL ROCE ¿HACE EL CARIÑO… O EL DESGASTE?

  1. Buenos días Mari Carmen. Me permito citar una parte de tu entrada, para comentarla. Concretamente esta:

    ¿Por qué nos mantenemos en esa relación tóxica? Una posible explicación es “porque le quiero” y otra mucho más probable es que “tengo miedo de equivocarme o de estar solo/a, o incluso de perder determinados privilegios (status, seguridad económica, convivencia con los hijos…)

    Hace poco mantuve una conversación con un amigo en la que hablamos del tema, y añadió una posible razón más de las que hacen que bastante gente permanezca al lado de una pareja a la que ya no ama: la pena. Seguir con alguien por pena, por lástima… es algo que yo no podía entender, y que al parecer, se da con bastante frecuencia. O ¿será también una de esas disculpas que uno se pone de coraza para no admitir que no tiene valor para cambiar su vida? ¿Ponemos de exclusa al otro para no movernos, forzándonos a creer que permanecemos a su lado “por su bien, para que no sufra, porque nos da pena”?

    Pues no lo sé, pero si esto es así, no me gustaría estar en el pellejo del objeto de pena. Debe de ser lo más triste del mundo enterarse de que la persona que vive y duerme contigo, no lo hace por expreso deseo y elección, sino por lástima…

    Saludos Mari Carmen, y enhorabuena por tu blog.
    Izaskun

    1. Gracias Izaskun, tu aportación abre la perspectiva del post y lo enriquece enormemente.

      Cuando mantenemos una relación por “pena”, se me ocurren varias opciones:

      1- Sigo con esa persona guardándole fidelidad y manteniendome con sacrificio a su lado. Si me da pena él/ella ¿yo no me doy pena? eso quiere decir que los demás son más importantes que yo mismo, entonces mi autoestima está fatal, necesito ayuda porque no vivo mi vida, sino la de los demás.

      2- Mantengo la relación pero con engaños, quizás esté viviendo una doble vida (infidelidad) ¿Me da pena o me siento mala perdona si le causo algún dolor?, ¿lo hago realmente por él/ella o por mi? Quizás solo me importe mi autoimagen y esté siendo egoista. ¿a tí te gustaría que alguien estuviese contigo sólo por pena? ¿le estás dando la oportunidad de conocer el amor verdadero con otra persona? ¿cuánto tiempo de su vida le estás robando mientras no das la cara?

      3.- Realmente siento pena de que esta relación se acabe porque fué bonita aunque ya no signifique lo mismo para mi. Hay que cerrar círculos, no podemos vivir en el pasado. Recomiendo la lectura: http://senderoespiritual.com/cerrando-crculos-paulo-coelho/ (es una de mis favoritas)

      Un saludo.

  2. Hola Mari Carmen,

    Un texto estupendo, al igual que el publicado con anterioridad en Psicología on-line. Me alegra también leer la aportación de Izaskun, y ese apunte sobre la posibilidad de sentir pena hacia los demás, que como dices, contribuye a enriquecer tu post. Resulta conveniente tener cuidado con esos sentimientos que a veces experimentamos hacia los demás para evitar situaciones como las que describes.

    Un fuerte abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s