“¡MÁS VALE PÁJARO EN MANO QUE CIENTO VOLANDO!”… ¿Y SI EL PÁJARO ESTÁ MUERTO?

El refranero popular hace referencia a la “filosofía vulgar” (como dirían los humanistas españoles), la que proviene del pueblo llano y no de los grandes pensadores.

Son teorías, explicadas en forma de metáfora, que tratan de dar respuesta a  preocupaciones del día a día.

Los refranes de tipo moral, tienen un gran calado en la cultura de un país, ya que se repiten y dan como ciertos sin cuestionarlos desde edades muy tempranas. Todo ello contribuye a crear un “molde mental” que facilita o dificulta el cambio de pensamiento y de actuación.

 “Más vale pájaro en mano que ciento volando” es un refrán popular que recuerda que a menudo es importante conformarse con lo que uno tiene, por poco que sea, más que andar buscando sueños y posibilidades que tardarán en materializarse, si lo hacen, pero que pueden hacer que nos quedemos sin lo mucho y sin lo poco. Se trata de conformarse con lo que es seguro.

Cuando arriesgamos y perdemos nos dicen …¡Ay! “Más vale pájaro en mano….volando”, y parece que en esa pérdida está nuestro castigo por ambicionar más de lo que tenemos ¿Es la seguridad la clave de la felicidad y de la armonía en la vida?, ¿Somos ingratos por no valorar lo que tenemos seguro frente a lo que podemos conseguir?, ¿Sufriremos algún tipo de castigo por ambicionar más de lo que tenemos con riesgo a perderlo todo?…

El refrán es válido para el pensamiento de los ahorradores, no así para los emprendedores, y mucho menos para aquellos que se encuentran en situación de crisis y necesitan un cambio para salir de ella.

En situaciones de conflicto e incertidumbre el miedo nos paraliza y nos hace defender nuestras “riquezas” (cargos, privilejios, recursos, dinero…) aunque suponga “pan para hoy y hambre para mañana” (recurriendo a otro dicho famoso).

Pero ¿qué pasa si el pájaro que agarramos con fuerza hiciera tiempo que ya está muerto?, que estaríamos arriesgando el todo por la nada.

  • Relaciones afectivas que están muertas desde hace años y que se mantienen hasta que una circunstancia se impone de forma “aparentemente  inesperada” y acaba con la situación (ej. una amante)
  • Un puesto de trabajo que tiende a desaparecer porque los cambios tecnológicos dejan obsoleta su función (ej. Imprenta tradicional),
  • Un negocio en declive porque entran mercados internacionales con mejores condiciones para competir (China, India…),
  • Desempleados que siguen buscando trabajo en profesiones que ya no les satisfacen pero que se dicen: “es lo que sé hacer o para lo que valgo”
  • Amistades que ya no aportan nada porque se compartían unas circunstancias de vida que ya no son parejas…(ej. Compañeros de colegio, vecinos del barrio, etc.)

Nos aferramos al pasado, a lo conocido, a lo seguro.

Te invito, tú que me lees, a cuestionarte la “vida” de ese pájaro al que te aferras con fuerza. A que descubras si realmente estas renunciando a todo por nada, a si es lo que tienes lo que da luz a tu vida y lo que deseas que permanezca en ella. A la probabilidad de arriesgar más de lo que arriesgas sin miedo a las consecuencias.

A darte cuenta de que quizás ya estás en el infierno y es la gloria del cielo por lo que apuestas ¿qué es lo peor que te puede ocurrir? ¿qué probabilidad hay de que te ocurra?, y si te ocurre ¿ tienes recursos para levantarte de nuevo a buscar más pájaros?

Un consejo, recuerda que solo se vive una vez. Cuando mueras: ¿qué quedará de todo aquello que considerabas seguro? lo que no hagas en esta vida no tendrás oportunidad de realizarlo en otra.

Anuncios

12 comentarios en ““¡MÁS VALE PÁJARO EN MANO QUE CIENTO VOLANDO!”… ¿Y SI EL PÁJARO ESTÁ MUERTO?

    1. Muy interesante tu comentario. Haces la pregunta del millón….el riesgo de hoy puede ser tu losa de mañana, cierto. También es igualmente interesante preguntarse: ¿cómo sabras que hubiera sido de tu vida si…? No lo sabrás nunca si no te das una oportunidad. Hay otro refrán que dice: “Si no cruzás el río….no sabrás nunca que hay en la otra orilla”
      Estoy muy de acuerdo contigo en que nosotros pagaremos las consecuencias de nuestras decisiones, y que nos concierne sólo a nosotros valorar si merece la pena o no asumir el riesgo, por descabellado o lógico que les parezca a los demás.
      Las personas que han vivido con coraje y valor sus vidas, han entendido que las consecuencias de sus decisiones han sido resultados, no fracasos, porque les han permitido continuar con mayor acierto sus objetivos en la vida…”unas veces se gana, y otras…se aprende”
      Yo soy muy reflexiva antes de tomar una decisión, me cuesta arriegar, y particularmente empleo una técnica para salir de mi zona de confort (donde me siento segura). Paso la decisión arriesgada por tres filtros:¿qué es lo peor que me puede pasar?, ¿qué probabilidad hay de que me pase?, ¿qué recursos tengo si me pasa para que no afecte gravemente a terceras personas o a mi futuro?, y encuentro la seguridad que necesito para tomar decisiones arriesgadas; porque si las decisiones no son tan arriesgadas (cambiar de look, probar una nueva comida, apuntarte a una actividad,etc.) mi consejo siempre es: házlo, sólo así saldrás de dudas

      1. Muy acertado todo lo que dices, pero hay ciertas etapas en la vida que cada una tiene su tiempo, por que debes de valorarlo muy bien, como bien comentas, ya que puedes ocasionar mucho daños a terceras personas que realmente valoras y mas cuando todavía están dependiendo de ti.
        Pues como ante e comentado cada etapa de la vida tiene su momento no es lo mismo tener 20 años que 50, también se a detener en cuenta las situaciones en las que te encuentras en el momento de tomar decisiones porque puedes acertar o equivocarte y a cierta edades yo creo que pueden ser bajo mi punto de vista muy jodidas si salen mal.
        Sigue escribiendo este blog para seguir aprendiendo, que escuchando y leyendo se aprende bastante y a si poder poner cada uno nuestros puntos de vistas.
        Saludos a Usepe mas conocido por Pelopicho para los amigos. Un Saludo.

  1. Hola Mari Carmen, tienes razón. A veces estrangulamos al pájaro de tanto apretarlo para que no se nos escape.
    Como dice una compañera, “el secreto está en la acción”, nuestra vida es acción, en un sentido o en otro, evalúa y elige algo que permita avanzar en alguna dirección. Creo que esta afirmación se ha convertido en un sentir popular en España como crítica a las altas esferas que nos dirigen pero también debemos trasladarla a nuestro día a día.
    Otro aspecto interesante que me gustaría aportar es que nos han enseñado que el fracaso es malo y es de perdedores. Yo creo que, al contrario, es de ganadores, los fracasos nos enseñan y son una fase más para llegar al triunfo.

  2. Completamente de acuerdo, en la vida hay que tener coraje, el aferrarse a lo seguro sólo porque es seguro creo que no deja avanzar. Tampoco es que haya que arriesgar sólo porque sí, sin una lógica y sin meditarlo, pero siempre hay que dar pasos hacia adelante y para ello no siempre tenemos red de seguridad.

    1. Totalmente de acuerdo contigo Gloria. Cuando tomamos decisiones, por muy meditadas que esten, siempre hay un momento de miedo a la incertidumbre que hay que superar, ya que nada nos asegura que va a salir todo bien. Debemos confiar en nuestras propias capacidades para acertar o superar el tropezón, porque paradogicamente, si hay algo constante en la vida es el cambio, y a veces el no tomar decisiones por miedo a equivocarnos es el error que pagamos más caro. Gracias por participar.

  3. Hola. Desde México te expongo mi opinión. Estoy de acuerdo en mucho de lo que dicen aqui, respecto al refrán, pero debemos estar concientes que la vida es un devenir constante de decisiones. Creo que la escencia del refrán es precisamente la prudencia, es decir, que debemos decidir lo que es valioso y seguro antes de tomar la opción de lo que es evidentemente improbable o riesgozo. Vale mucho la ambisión para salir de una mala situación, pero también es importante valorar lo que se tiene. Ahora bién, si “el pájaro ya está muerto…” nos hablaría de una fijación o necedad por conservar algo que ya no existe, o no sirve… De nuevo lo importante de reflexionar bien nuestras decisiones, de hacerlo con prudencia. Habrá que recordar que éstas cápsulas de sabiduría son, generalmente, aplicables al momento, no así a toda una vida, pues es cambiante. Besos y feliz año.

    1. Hola Daniel:
      Efectivamente lo complicado de la situación es saber cuando el pájaro está muerto, es decir, cuando nos aferramos a algo que ya no existe, que no es una oportunidad en nuestra vida, que nos llega a limitar incluso en nuestro desarrollo (amores, trabajos, relaciones familiares y de amistad, negocios,…)
      A veces la peor decisión, es no tomar ninguna y dejar las cosas como están, sobre todo cuando se ve venir ineludiblemente las consecuencias de nuestra no acción.
      Gracias por el debate y saludos a todos los seguidores de Mexico. Linda ciudad donde pasé mi viaje de novios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s