No solo no tengo trabajo, es que además me siento…

En mi opinión personal (por experiencia propia de desempleada) y profesional (por lo que he observado en mi trabajo con desempleados), hay varios sentimientos asociados al desempleo: culpabilidad, culpabilización, ansiedad, tristeza, vergüenza, aislamiento, apatía… Saber que la búsqueda de empleo es una carrera de fondo y no de velocidad, y prepararse para esa carrera como hacen los deportistas olimpicos (con el éxito como meta), me parece fundamental.

Quizás te ayude:

– No pensar demasiado en el pasado, sino en el “de aquí en adelante”
– Centrarte en lo que depende de tí para cambiar tu situación y poder pasar a la acción
– Valorar como normal la preocupación y ansiedad experimentada y no darle mayor importancia para no alimentarla más.
– Continuar con las rutinas del día a día. No solo eres desempleado, también eres turista, estudiante, padre/madre, amigo.
– Darte permiso para sentirte bien y divertirte, eso no es irresponsabilidad.
– Fomentar tus hábitos saludables y cuídarte: aseo, alimentación, deporte, hidratación, actividad mental, …
– Sentir que creces cada día a pesar de las circunstancias. Alimenta tu amor propio y tu autoestima: lee, aprende nuevas habilidades, vive experiencias nuevas, sé agradecido, valora más tus éxitos que tus fracasos, comparte con los demás, evita estar de mal humor, …
– Y además de utilizar toda esta teoría, pasar a la acción (investiga, planifica, déjate asesorar por profesionales en la búsqueda de empleo, se constante y evalúa de forma continua qué es lo que te está funcionando de todo lo que haces, arriésgate a probar cosas nuevas…)
– Y por si acaso las fuerzas fallan, anímarte con buenas compañías, gente positiva, música y colores alegres, entornos agradables y cariñosos.

Hay una frase que escuché hace poco: “Quien siembra llorando, recogerá la cosecha cantando” (o algo parecido). No hay porqué sembrar llorando, pero aunque así fuera, lo que no hay nunca que olvidar es que hay que sembrar aunque no siempre se den las condiciones más optimas (luz, suelo, temperatura, humedad…), porque hasta en las zonas más inhóspitas encontramos seres vivos. Si ellos pueden, tú también.

 

Fdo.. Mª Carmen Camacho Gil

ccamachogil@gmail.com

http://es.linkedin.com/pub/mari-carmen-camacho-gil/41/64a/902

Anuncios

2 comentarios en “No solo no tengo trabajo, es que además me siento…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s